3 de enero de 2020 14:04 PM
Imprimir

ChileCarne estima que superarían los US$ 1.100 millones: Envíos de carnes crecen, pero se estanca producción por dificultad para invertir en planteles

Proyecciones sobre el cierre del año pasado indican que los envíos de cerdo, ave y bovino habrían crecido 13%, y se destinan principalmente a Asia. Carolina Undurraga B.

Un buen desempeño tuvieron el año pasado los envíos de carne. Según estimaciones del cierre de 2019 de ChileCarne, el valor de las exportaciones de este producto habría crecido un 13% respecto del año anterior, sumando US$ 1.100 millones.

Los embarques de carne de cerdo lideraron los despachos en 2019, ya que se habrían enviado casi 375 mil toneladas, valoradas en US$ 598 millones. En segundo lugar quedó el pollo, con ventas por unos US$ 333 millones y envíos que superarían las 188 mil toneladas.

En cuanto a los mayores crecimientos, las categorías que más habrían avanzado el año pasado serían la carne de bovino con embarques por cerca de US$ 85 millones, un 85% más que en 2018. Mientras que la segunda alza más grande correspondería a la carne de cerdo, con un crecimiento de 15%.

Un factor que ha favorecido el incremento de este producto fue el brote de fiebre porcina africana en China —el mayor productor y consumidor a nivel mundial de carne de cerdo—, que ha reducido considerablemente la producción de esta carne en ese país.

“Existe una gran demanda por nuestros productos, principalmente impulsada por el creciente consumo de proteínas que está ligado directamente al aumento del ingreso per cápita mundial”, indica Juan Carlos Domínguez, presidente de ChileCarne, en cuanto al desempeño anual de este tipo de exportaciones.

Por mercado, Asia sigue posicionándose como el principal destino de la carne nacional. China concentró el 38% de los envíos de cerdo, un 29% del pavo y un 23% del pollo. Mientras que a Japón y Corea del Sur se dirigieron 23% y 19% de los envíos de la carne de cerdo, respectivamente.

“Sin lugar a dudas Asia seguirá siendo el mercado de mayor crecimiento. China liderará la expansión, pero habrá que estar atento a lo que pase en otros mercados”, sostiene el líder gremial.

Menor producción

A pesar de los buenos resultados, la tendencia al alza de los envíos al exterior de este producto podría peligrar por el estancamiento de la producción. De acuerdo con las cifras del gremio, entre 2018 y 2019 se produjo la misma cantidad de carne: cerca de 1,5 millones de toneladas. De hecho, el producto bovino es el único que registra un alza en su elaboración con un avance de un 5%, a diferencia de la carne de pavo, cuya producción disminuye un 8%; la de cerdo, que retrocede un 1%, y la de pollo que se mantiene igual.

Domínguez dice que es una “gran contradicción” que en medio del buen momento del sector, la industria no tenga volumen para satisfacer la creciente demanda. “La falta de una normativa clara respecto a ordenamiento territorial, unido a un alto nivel de incerteza jurídica en ámbitos relacionados al medio ambiente hacen muy difícil la inversión en nuevos proyectos productivos”, agrega.

Sobre los desafíos de la industria, el presidente de ChileCarne resalta que la llegada de nuevas enfermedades podría afectar la condición sanitaria que permite exportar a más de 60 países. El representante gremial también alerta por el retraso de la firma del tratado CPTPP. “Al no ser parte, Chile le estará dando cierta ventaja a países competidores nuestros”, afirma.

Fuente: El Mercurio

Fuente:

Publicidad