5 de enero de 2020 14:08 PM
Imprimir

Creció la producción de carne porcina

El dato surge de un informe sobre el sector elaborado por una consultora privada, que precisa que en ese lapso fueron faenadas 526 mil toneladas.

Dicho crecimiento implica un 1.8 % respecto a igual período del año anterior según la consultora Investigaciones Económicas Sectoriales (IES).

En su informe del sector porcino, le informe destaca que el consumo aparente se incrementó un 0,2 %, al totalizar 548 mil toneladas en lo transcurrido del año, ayudado en la mejora relativa de los precios porcinos con respecto a los vacunos y la carne de pollo.

En cantidades, se importaron 24 mil toneladas, un 24 % por debajo de 2018, mientras que en valores, las compras totalizaron U$S 66,5 millones, una merma del 23,4 % con respecto al año anterior.

En el caso de las exportaciones, en los primeros 10 meses de 2019, se verificó un fuerte aumento del 14,2 % en valores, al totalizar U$S 33,8 millones, mientras que la suba en volúmenes fue del 33,6%.

Rusia se constituyó como el principal destino exportador con el 76 %, mientras que China lo siguió con un 24 %, y con un fuerte crecimiento a partir del mes de mayo.

Lo que piden los productores

Según los productores nucleados en la Asociación Argentina de Productores Porcinos (AAPP), el mercado mundial está necesitando carne de cerdo. “En el mercado local el consumo de la carne de cerdo fresca está aún lejos del techo. Son dos razones más que importantes para justificar un crecimiento de por lo menos 100.000 madres. Este crecimiento generará mayor valor agregados con nuevos puestos de trabajo y mayor consumo de cereales que hoy tienen destino externo”, destacan en su sitio web.

Para ellos “no es una utopía lograrlo, los datos estadísticos muestran que es posible dicho crecimiento en un plazo entre 1 y 3 años. Sólo se deben dar ciertas condiciones que permitan las inversiones y muchas están en las manos de las nuevas autoridades nacionales”.

Proyectos superadores

Según la AAPP, el cálculo realizado de incremento con respecto a Maíz fue de 650.000 toneladas y a la soja de 195.000 tn. Esto traerá también como consecuencia un aumento importante en los núcleos vitamínicos-minerales y los alimentos iniciales para lechones. El crecimiento nos dará unos 3.000.000 de capones que representan aproximadamente 310.000 ton de equivalente media res. “Este aumento lo pensamos destinar en un 75% al mercado local representando ofrecer 5 kilos per cápita más de carne fresca para los argentinos (30% de aumento con los valores actuales) y el resto, 93.000 ton al mercado de exportación (aumento del 300%). Somos conscientes que nuestro principal mercado seguirá siendo el local, pero queremos participar de forma concreta en el mercado internacional, por las situaciones particulares que se están dando”, aseguran.

¿Qué se necesita para lograr este crecimiento?

Hay algunos puntos que son muy necesarios para hacer un crecimiento posible y a continuación los citaremos. El primero y ante la situación mundial imperante, es mantener el estatus sanitario del país libre de las enfermedades porcinas como PPA, PPC y PRRS. El segundo punto y que frenó los últimos años el crecimiento como mencionamos, es solucionar el IVA inversiones y generar mecanismos que permitan su recuperación, situación que hoy significa tener un sobre costos del 20%. El tercero es tener líneas de créditos específicas y a tasa lógica. Cuando el sector tuvo líneas como el del “Bicentenario” los resultados del crecimiento fueron muy importantes. Los márgenes brutos son interesantes y permitirían, con tasas lógicas, devolución de créditos a 5 años con 1.5 años de gracia (esto es el tiempo necesario desde el comienzo de la inversión, hasta la primera venta).

La foto productiva

Los primeros datos provisorios aportados por el último censo agropecuario, dan una existencia cercana a las 400.000 madres, cifra similar que manejamos desde la Asociación, en propiedad de aproximadamente 5.000 establecimientos productores.

Fuente: El Litoral

Publicidad