5 de enero de 2020 22:44 PM
Imprimir

El agro australiano es el más golpeado por el “cambio climático”

En los últimos 50 años, la temperatura promedio aumentó un grado y las lluvias se redujeron drásticamente, afectando a la producción y generando pérdidas millonarias en las empresas agrícolas

El cálculo del gobierno australiano es que los productores agroalimentarios de la isla – continente han perdido más de U$S 1.500 millones en sus ingresos de los últimos 20 años como consecuencia directa del calentamiento de la atmósfera o “cambio climático”.

Esto equivale a una disminución de 22% en las ganancias agroalimentarias de este periodo; y los más afectados por este proceso ruinoso son los productores primarios, sobre todo los de Nueva Gales del Sur, que es la zona agrícola por antonomasia, con recortes en sus ganancias anuales hasta 70% del total.Newsletters Clarín Cosecha de noticias

Esto implica un promedio de disminución de 35% a partir de 2001, que son 70.000 dólares australianos por año, y equivalen aproximadamente a U$S 75.000 anuales.

Australia es el segundo exportador munddial de carne, cuenta con unas 200 millones de hectáreas dedicadas a la actividad.

Australia es el segundo exportador munddial de carne, cuenta con unas 200 millones de hectáreas dedicadas a la actividad.

El informe del Departamento de Agricultura de Canberra revela que el impacto del cambio climático en el agro australiano es un fenómeno de los últimos 20 años; y que, comparados con las lluvias de 1900 / 1920, las áreas del Norte y el Centro de Australia reciben hoy menos de 40% de los niveles de entonces; y que, correlativamente, la temperatura promedio de estos inmensos espacios ha aumentado más de 1º centígrado en 2019.

El estudio de ABARES (Oficina de Investigaciones del Departamento de Agricultura) muestra que en los periodos de “intensa sequía” como los de los últimos 20 años, la rentabilidad – tasa de retorno- de la producción ganadera ha caído 1 punto y ½ por año, en tanto que en las unidades productivas mixtas (agrícolas / ganaderas), la tasa de retorno ha disminuido hasta 50%.

A esto hay que sumarle que las unidades de producción primarias (commodities) han disminuido entre 50% y 75%; y esta tendencia se manifiesta incluso en las zonas tradicionalmente ganaderas y agrícolas, como las de Queensland.

El promedio de la temperatura en toda Australia ha aumentado 1º centígrado desde 1950; y el resultado ha sido una caída en la producción agrícola de más de 30%, incluso en las zonas tradicionalmente “húmedas”, como las del Suroeste y el Sureste.

Australia es uno de los grandes productores y exportadores agroalimentarios del mundo, con un PBI agrícola de U$S 160.000 millones por año, que representa 12% del producto.

También es uno de los grandes productores vitivinícolas del sistema global, con exportaciones de vinos de marca, ante todo a EE.UU y China, que superan U$S 3.000 millones por año.

Las zonas productivas de los viñedos tradicionales están en Nueva Gales del Sur, Australia Oeste, Victoria, y Australia Este; y sus marcas estrellas son de vinos Chardonnay, Shiraz, y Cabernet Sauvignon. Hay que advertir que Australia está vinculada tanto a EE.UU como a China con sendos tratados de libre comercio.

El sector decisivo de la producción agroalimentaria australiana es la industria ganadera, que la ha convertido en la 2da. exportadora mundial de carne, sólo por detrás de Brasil.

La ganadería australiana es una actividad extensiva que se desarrolla en un área de más de 200 millones de hectáreas; y está presente en todos los estados y territorios australianos.

Las “estaciones ganaderas” australianas son históricamente las principales unidades productivas del país; y la mayor de ella es NAPCO (Compañía Pastoral del Norte de Australia), que dispone de un stock ganadero de más de 580.000 cabezas, que se crían sobre todo en el Territorio del Norte, con capital en Darwin, y en Queensland.

El riego es un componente vital del agro australiano; y el valor total de la producción irrigada ascendió a más de U$S 12.000 millones en 2018, que representa 25% de la producción agrícola. Hay que agregar que este tipo de producción se realiza en menos del 1% de la superficie australiana.

Australia tiene un territorio de 7.741.220 KM2, y es el 6to. país más extenso del mundo, después de Rusia, Canadá, China, EE.UU, y Brasil; y su población es sólo de 26 millones de personas, cuyo ingreso per cápita fue de U$S 68.000 anuales en 2018, semejante al de EE.UU.

Australia es el país capitalista avanzado más exitoso de los últimos 30 años, y en este período no ha experimentado ningún proceso recesivo, un caso único entre los 32 países de la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico).

Fuente: Clarin

Publicidad