17 de enero de 2020 15:09 PM
Imprimir

La carne que consumimos: halal o haram

CompartiremailFacebookTwitterDesde mi perspectiva, yo creo que nadie puede prohibir algo que Allah ha licitado, pero el espíritu del creyente y su moral también son importantes. Vemos en la actualidad que los animales son alimentados con una cantidad exagerada de alimentos transgénicos. Además de hormonas inyectadas que hacen posible el aumento de volumen y peso de […]

Desde mi perspectiva, yo creo que nadie puede prohibir algo que Allah ha licitado, pero el espíritu del creyente y su moral también son importantes.

Vemos en la actualidad que los animales son alimentados con una cantidad exagerada de alimentos transgénicos. Además de hormonas inyectadas que hacen posible el aumento de volumen y peso de dichos animales.

También es importante recordar que muchos de estos animales quedan completamente inmóviles el resto de su vida, llegando incluso, en el caso de los pollos a no poder levantarse…Terneras que se hacen grandes en seis meses, mientras mediante una metodología normal de crecimiento y pastoreo, sería necesario un periodo de tres años para su consumo.

Advierto también que el consumo excesivo de productos lácteos, salvo el grupo sanguíneo AB no es necesario, por lo que se convierte en grasa corporal. Si bien es cierto que el consumo específico permitido de la carne es el ya mencionado, también lo es que el Sagrado Corán deja bien claro que –no podemos cambiar la naturaleza de Allah-
Desde mi perspectiva, estos métodos son una forma clara de transformar y cambiar la naturaleza que Dios ha creado en dichos animales. Además de un sacrificio cruel por electricidad, gas y otros métodos totalmente prohibidos por el Islam.

Pienso, además que el consumo de carne debería de sustituirse con mayor asiduidad por el de legumbres por hechos muy concretos: En primer lugar, por evitar el colesterol y otras enfermedades. En segundo lugar, porque se necesita un mayor espacio de cultivo para darle de comer a los animales que para que coma la especie humana, con lo que se ahorra espacio y contaminación. Y, por último, por simple economía. Las legumbres son más económicas que la carne.

Un kilo de carne de calidad valdría el triple de dinero de lo que cuesta en la actualidad. Por lo que es mejor comprar y consumir poca carne… Para los viernes o algún día a la semana señalado y festividades, y ser más vegetarianos el resto de los días.

Además, la Sunna recoge con claridad que –No podemos maltratar a los animales ni cargarlos en exceso-
Es por todo lo que expongo aquí que realmente consumir carne asiduamente sin saber su procedencia podría ser una forma de fomentar el maltrato animal y por lo tanto “podría ser Haram”, aunque esto sea solo una opinión personal.

Fuente: melillahoy.es

Publicidad