20 de enero de 2020 10:47 AM
Imprimir

El precio de la hacienda en Liniers bajó un 8% pero no se refleja en las carnicerías

Recién en febrero podrían verse caídas

El valor de la carne bovina en los remates de hacienda de Liniers cayó un 8% en la primera quincena de enero en relación a diciembre del año pasado, pero la baja de precios aún no se trasladó a los mostradores de las carnicerías.

Miguel Schiariti, titular de la Cámara de la Industria y Comercio de Carnes y Derivados de la República Argentina (Ciccra), señaló que “antes de las Fiestas, el precio de la hacienda en el Mercado de Liniers registró una suba y esta tendencia se revirtió durante la primera quincena de enero”. En el caso de los conjuntos de consumo liviano, durante ese período de diciembre pasado registraron valores récord, que superaron con holgura la barrera de los $90 el kilo.

Para el directivo, esta baja todavía no se refleja en el precio de venta al público debido a que las carnicerías recién ahora están empezando a pagar la hacienda que compraron en diciembre. De esta manera, estimó que una vez que los precios de la hacienda en pie comiencen a encontrar su valor, recién en los primeros días de febrero podría empezar a percibirse alguna reducción en los mostradores.

De acuerdo al último informe de Ciccra, en los comercios minoristas del Gran Buenos Aires el precio de los cortes vacunos aumentaron un 5,4% durante el último mes del año pasado. Como dato a tener en cuenta, durante 2019 y según la misma fuente, el precio promedio de los cortes vacunos experimentó un aumento de 63,4%, mientras valor de la hacienda en pie registró una suba 89,2% en promedio. Estos números demuestran que las carnicerías no pudieron trasladar toda la suba que los bovinos registraron en Liniers.

Los números vinculados a la industria de la carne muestran fuertes contrastes. Mientras la exportación cerró un año con exportaciones por 830.000 toneladas y un ingreso de divisas estimado en US$3.000 millones, el consumo interno finalizó 2019 en 51 kilos anuales por habitante. Según la cámara, representa una caída de casi un 10% en relación a 2018 y se perfila como el consumo más bajo de los últimos diez años.

Fuente: BAE

Publicidad