20 de enero de 2020 16:19 PM
Imprimir

Macri lanza una ofensiva contra el gobierno con Nisman y el campo

Desde Cumelén pidió sumarse a la asamblea de ruralistas en Pergamino y la marcha por el fiscal del caso AMIA. En febrero podría volver a hablar en público.

Mauricio Macri digita desde Cumelén, rodeado de frondosos bosques de araucarias y arrayanes, una fuerte ofensiva contra el gobierno de Alberto Fernández que tiene al caso Nisman y al campo como ejes centrales.

El ex presidente apuesta a una jugada que él considera espejo de la que usó Cristina Kirchner cuando dejó la presidencia: desde la patagonia coordinar un desgaste sobre puntos sensibles para el gobierno nacional.

Lo curioso es que las dos acciones ocurrieron el mismo día. Una en la Plaza Vaticano, en las inmediaciones del Teatro Colón, el epicentro de la Ciudad de Buenos Aires. Allí, miles de personas se manifestaron para reclamar el esclarecimiento de la muerte del fiscal. La otra acción ocurrió en Pergamino, al norte de la provincia de Buenos Aires y a unos 200 kilómetros de la movilización por Nisman.

Así, alentó a Patricia Bullrich y al diputado Waldo Wolff a que se pongan al frente de una movilización que convocó al ala más dura de Cambiemos y que incluyó el apoyo de Lilita Carrió, también alineada con la estrategia de Macri de confrontación dura con el gobierno de Alberto Fernández. 

No es casual que sea la ex ministra de Seguirdad quien lideró la movida. Es que más allá del vínculo que Bullrich tenía con el fiscal, a futuro se la menciona como la líder del PRO y hasta como posible candidata a jefa de Gobierno.

Durante el acto -al que asistieron miles de personas- varias participantes portaron carteles en los que expresaban que la muerte del fiscal del Caso Amia había sido un asesinato.

También apuntaron contra la vicepresidenta Cristina Kirchner. “¡Asesina, asesina!”, cantaban. Y, al igual que en las marchas de Juntos por el Cambio, cuyas autoridades convocaron la movilización, insistieron: “Argentina sin Cristina”.

Lilita Carrió llega a la movilización en recuerdo a Nisman.

LPO contó que la convocatoria había generado un ruido en el vínculo entre los dirigentes de Cambiemos y la comunidad judía, tras años de trabajo en conjunto.

Las instituciones no participaron del acto porque lo organizó Cambiemos. Lo mismo hicieron sus hijas y la Asociación de Fiscales que decidieron homenajear al ex titular de la UFI-AMIA este domingo en el cementerio de La Tablada. Solo participó la madre del fiscal, Sara Garfunkel.

Las banderas negras con el rostro de Nisman se vendían a 100 pesos, sobresalía la leyenda “Justicia perseguirás. No fue un suicidio, fue un magnicidio”. También se instaló sobre la plaza un muñeco inflable gigante que emulaba a la vicepresidenta y vestía traje a rayas.

El campo

En Pergamino, unos 700 productores agropecuarios propusieron lanzar un cese de comercialización de productos agropecuarios y un plan de lucha contra el aumento de la presión impositiva nacional y bonaerense.

Lucila Lehmann, Pablo Torello y Luciano Bugallo. Foto: @LucilaLehmann 

Entre las primeras filas estaba Pablo Torello, diputado y productor agropecuario. Se trata del hermano de José Torello, quien fuera el jefe de los asesores del gobierno de Macri.

En el encuentro ruralista hubo fuertes críticas al presidente Alberto Fernández y al gobernador bonaerense, Axel Kicillof, por la suba de los derechos de exportación y el aumento de impuestos en la provincia de Buenos Aires.

Desde la paz de Cumelén, Macri avisó además que en febrero planea volver a hablar en público. Mientras tanto, el armado político enfrenta tensiones por distintos frentes. Mientras Horacio Rodríguez Larreta cierra filas con María Eugenia Vidal y los gobernadores radicales, el ex presidente tiene en provincia como alfil a su primo, Jorge Macri.

El intendente de Vicente López es el ariete del ex presidente para desgastar el liderazgo de Vidal. Incluso trascendió que fue Macri quien desde Villa La Angostura ordenó a su primo de tensionar la negociación con Kicillof por el paquete impositivo.

Macri también cuenta con el apoyo de Elisa Carrió. En el acto de Pergamino, al lado de Torello se lo vio a Luciano Bugallo, un diputado provincial que responde a Lilita. Su esposa, la diputada nacional Lucila Lehmann, es amiga personal de Carrió.

Fuente:

Publicidad