23 de enero de 2020 17:40 PM
Imprimir

Buenos Aires dió marcha atrás con la resolución de Sarquís y quiere regular sobre los agroquímicos consultando a los productores

CompartiremailFacebookTwitterLas nuevas autoridades de la Provincia de Buenos Aires decidieron fijar nuevas reglas para las aplicaciones de agroquímicos sobre ese inmenso territorio productivo. Una resolución que pretendía ordenar el controvertido asunto, firmada en diciembre de 2018 por el ex ministro de Agroindustria, Leonardo Sarquís, quedó finalmente en la nada. La gestión encabezada ahora por el […]

Las nuevas autoridades de la Provincia de Buenos Aires decidieron fijar nuevas reglas para las aplicaciones de agroquímicos sobre ese inmenso territorio productivo. Una resolución que pretendía ordenar el controvertido asunto, firmada en diciembre de 2018 por el ex ministro de Agroindustria, Leonardo Sarquís, quedó finalmente en la nada. La gestión encabezada ahora por el ministro Javier Rodríguez (ahora la cartera se llama Desarrollo Agrario) pretende avanzar en serio, pero antes promete tomarse un tiempo para consensuar el tema con los productores.

Esas reuniones comenzarán este lunes 27 en Capilla del Señor/Exaltación de la Cruz, un territorio que ya sufre (como muchos otros partidos bonaerenses) muy serios problemas de convivencia entre productores y vecinos de zonas periurbanas. Quien asistirá al lugar es el flamante director provincial de Agricultura, Mariano Pinedo, que viene de trabajar en el municipio de San Antonio de Areco, donde en 2017 se prohibieron las aplicaciones aéreas y se establecieron distancias de veda de 100 metros para el uso de fitosanitarios.

En diálogo con Bichos de Campo, el propio Pinedo confirmó que el demorado ordenamiento de la problemática sobre agroquímcios será uno de los ejes de la gestión que comenzó junto al ministro Rodríguez, quien a la vez es un hombre de extrema confianza del gobernador Axel Kicillof. Pero aclaró que lejos están de haber tomado una decisión respecto de un tema tan controversial. “En principio se va a abrir la discusión con el sector para darle una participación en la solución”, explicó el director provincial.

En estos gestos de acercamiento, otro de los temas que se hablará en las reuniones con los ruralistas y productores es sobre el estado de la red de caminos rurales.

Lo que quedó muy claro es que la gestión Kicillof decidió desandar el camino hacia un ordenamiento que había iniciado Sarquis con una resolución firmada en diciembre de 2018, que establecía una serie de pautas para la aplicación de fitosanitarios en los municipios bonaerenses. Entre esos criterios se destacaba la necesidad de que cada municipio defina distancias precautorias variables en torno a escuelas y zonas pobladas, que se aplicaran buenas prácticas agrícolas (BPA) y que para los productores debía ser obligatorio contratar a un profesional que supervise todo el proceso. 

La idea original de esa medida de Sarquis era que rigiera desde 2019, pero todo quedó en la nada por decisión de la ex gobernadora María Eugenia Vidal, quien luego de un sugestivo tuit de Guillermina Valdéz, la esposa del conductor de TV Marcelo Tinelli, decidió en febrero del año pasado congelar la vigencia de esa normativa hasta enero de 2020. Por eso sus recomendaciones nunca llegaron a aplicarse.

Frente a la polémica instalada respecto de las “fumigaciones” cerca de escuelas y zonas pobladas, Vidal y Sarquís decidieron entonces crear una comisión que debía mejorar la normativa. Pero ya se sabe qué sucede cuando se crea una comisión. No sucedió nada y en la Provincia de Buenos Aires subsiste un verdadero caos de ordenanzas regulando sobre el uso de agroquímicos, que varían dependiendo de la camiseta política del intendente de turno, de la presión de los grupos ambientalistas o del buen lobby desplegado por los productores. Las distancias precautorias van desde unos pocos metros a 2 kilómetros de distancia.

“Sarquís había hecho una resolución muy confusa y mal redactada, que traía más confusión que claridad. Aparte la hizo en medio del tratamiento de un proyecto (legislativo) que venía teniendo sus avances. Yo creo que la idea sería tomarse un tiempo de discusión y fijar pautas claras. Si es normativa única, presupuestos mínimos o no, es parte de lo que se tiene que discutir. Yo creo qué hay que discutir fondo, forma, métodos, etcétera”, dijo Pinedo.

Así, quedó inaugurada la segunda temporada de esta serie sobre la regulación de los agroquímicos en la provincia más extensa de la Argentina.

Fuente: Bichos de Campo

Publicidad