28 de enero de 2020 16:15 PM
Imprimir

Argentina reciclará dos millones de toneladas de desperdicios cárnicos este año

Se trata de descarte de las industrias bovina, porcina y aviar, que se transformarán en productos de mayor valor agregado.

Cámara de Subproductos Ganaderos, que representa a las entidades que intervienen en el reciclado y la comercialización de los residuos generados por la industria frigorífica (rendering), la industria cárnica argentina proyecta para este año un crecimiento moderado respecto de lo ocurrido en 2019: la producción bovina, por ejemplo, podría ubicarse en las 3,087 millones de toneladas (contra 3,053 millones del año anterior), con niveles exportadores de alrededor del 25 por ciento del total

Por su parte, el agronegocio aviar seguirá apenas por encima de los 2 millones de toneladas con una caída de las exportaciones de 15 por ciento, mientras que la industria porcina continuará en torno a los 665.000 kilogramos anuales, desde los  665,900 kilos  del año pasado, con una tasa exportadora de solo el 5 por cietno.

Respecto a este último negocio, el escenario internacional exhibe condiciones que incrementan el optimismo, con la mayor demanda china muy activa.

En este contexto se espera un incremento de la producción y, se estima que el volumen de residuos asociado alcanzará en 2020 los 2 millones de toneladas, de grasa, huesos y otros elementos de descarte.

Los subproductos de la ganadería, como la grasa y los huesos que se retira de las carnicerías son utilizados para su industrialización. 

Esta industria local juega un rol clave a la hora de transformar esos desperdicios en productos de enorme valor agregado para otras industrias, en particular sebo líquido (para jabones, velas, emulsionantes y oleoquímicos), proteína de carne y hueso (alimento balanceado o para mascotas, fertilizantes) y grasas alimenticias (para alimentos como galletitas o panificados).

“Logramos dos objetivos en uno durante el año pasado: por un lado, el adecuado tratamiento de los residuos, peligrosos para la salud y extremadamente costosos de gestionar, minimizando el impacto sobre el medio ambiente y, por el otro, la generación de oportunidades de negocios alrededor de productos de alto valor agregado aptos para impulsar las exportaciones y crear puestos de empleo de calidad”, señaló Daniel Di Pardo, gerente general de la Cámara de Subproductos Ganaderos.

Fuente: NAP

Publicidad