30 de enero de 2020 01:40 AM
Imprimir

El 2020 será un año desafiante para el comercio exterior uruguayo

Se vuelve crucial que el nuevo gobierno logre sellar acuerdos comerciales que favorezcan a Uruguay.

Uruguay sigue teniendo sus exportaciones muy concentradas en commodities (carne, soja, celulosa) y por lo tanto es inevitable que los movimientos internacionales de comercio y los precios lo impacten de manera directa. 2019 fue un año de enlentecimiento de la economía mundial y de fuertes tensiones comerciales y en Uruguay se sintió.

En 2019 las exportaciones de Uruguay aumentaron menos de 1% y ya veníamos de un 2018 donde el crecimiento también había sido casi nulo.

Lamentablemente este año 2020 también va a ser desafiante para el comercio exterior.

La evolución por productos:

En 2019 la carne ocupó el primer lugar en el ranking de productos exportados, desplazando a la celulosa. El incremento se basó tanto en un aumento del volumen como en la suba del precio promedio de exportación (+10%). Favoreció la gripe porcina.

Celulosa: Se vendió mayor volumen pero hubo una retracción de precios por la guerra comercial. El principal comprador fue la unión europea y no china.

Soja: El volumen de soja vendida al exterior más que se duplicó en 2019 con una cosecha récord luego de la sequía de la zafra anterior. El problema fue la caída de precios. China compró el 80% de la soja uruguaya.

Lácteos. Mejoraron los precios pero se vendió menos cantidad. la mayoría es leche en polvo.

La tercera parte de lo que vende Uruguay al exterior se lo lleva China, lo cual implica una fuerte dependencia. Ya lo vivimos poco tiempo atrás cuando este país comenzó a crecer más lento y hubo un impacto directo en las exportaciones.

El segundo mercado de destino fue la Unión Europea. La celulosa ocupó casi la mitad de las ventas, la carne bovina y la madera fueron el segundo y tercer producto exportado respectivamente. A nivel de países, los principales destinos fueron Países Bajos, Italia y Alemania.

A Brasil le vendimos más que el año anterior pero viene perdiendo peso como mercado de destino. Representa solo el 13% de todo lo que vendemos. Entran otros productos como la malta y los lácteos.

El cuarto mercado fue Estados Unidos y más lejos Argentina, donde la caída de las ventas fue de 21%.

Esto nos plantea un panorama desafiante para 2020. Por el lado de los productos es muy difícil lograr nuevamente una cosecha récord de soja como la del año pasado

Por el lado de los destinos la región no ayuda demasiado. Brasil crece lento, Argentina continuará en recesión.

En el resto del mundo, aun no están resueltas las tensiones comerciales y se teme por un enlentecimiento de la economía de EEUU y de China.

Se vuelve crucial que el nuevo gobierno logre sellar acuerdos comerciales que favorezcan a Uruguay.

Fuente:

Publicidad