4 de febrero de 2020 10:51 AM
Imprimir

Alemania electrifica su frontera con Polonia para evitar el contagio de sus cerdos con peste porcina

La peste porcina africana ha provocado la muerte de una cuarta parte de los cerdos del mundo en China y ha afectado a la industria cárnica mundial. Un caso de un cerdo enfermo en Polonia a doce kilómetros con la frontera en Alemania, ha puesto en alerta al primer productor de carne de Europa. El estado alemán de Brandenburgo ha levantado 120 kilómetros de vallas eléctricas para evitar que jabalíes infectados crucen de Polonia a Alemania.

La peste porcina africana está peligrosamente cerca de Alemania, el mayor productor de carne de cerdo de Europa. En concreto, se ha detectado un caso a 12 kilómetros de la frontera en Polonia. “Parece inevitable que la fiebre porcina venga”, reconoce Hans-Christian Daniels, cuya granja cerca de Tauche, a poca distancia de la frontera polaca, tiene 11.000 cerdos. “Esto podría causar una caída drástica de los precios”, en referencia a como se han disparado los precios por las exportaciones a China, el mayor consumidor del mundo de carne de cerdo.

La peste porcina africana ha provocado la muerte de una cuarta parte de los cerdos del mundo en China y ha afectado a la industria cárnica mundial. Un solo caso que se confirmara en Alemania podría dar lugar a una prohibición de las importaciones, lo que pondría fin al auge de los criadores de cerdos locales, que aprovechan la crisis en China.

Los granjeros como Daniels han tomado medidas estrictas para evitar la enfermedad, como construir una valla electrificada, pero el mayor factor de riesgo es el de los jabalíes que deambulan por los campos y bosques sin atender a las fronteras, mientras se alimentan de frutos secos y bellotas.

El mayor riesgo para la piara alemana son los jabalíes salvajes que pueden transmitir el virus

“No sabemos exactamente cuántos jabalíes tenemos en Brandenburgo, pero su número ha ido aumentando en los últimos años”, indica Anja Semmele de la asociación de caza de Brandenburgo al referirse al mayor riesgo de contagio.

La peste porcina es virus altamente contagioso que mata a casi todos los cerdos que infecta pero no daña a los humanos. Tiene presencia en diez países de Europa del Este, y preocupa como se está esparciendo por la comunidad de jabalíes. Polonia ha registrado 55 brotes entre sus animales.

“Nuestra región es una especie de paraíso para los jabalíes, con una mezcla de bosques y agricultura. Corren muy rápido y los cazadores necesitan mucha puntería para acertar y matar al animal de forma humanitaria”, señala la cazadora.

Las exportaciones alemanas de carne de cerdo a China aumentaron un 43% interanual en los primeros siete meses de 2019 y fue el mayor mercado exterior de Alemania. La producción de carne de cerdo de China se ha desplomado a un mínimo de 16 años a medida que los rebaños fueron sacrificados para erradicar la enfermedad, lo que provocó un aumento en las importaciones de carne de cerdo, desde Alemania.

También se va a construir otra valla electrificada en la frontera de Sajonia

Los países asiáticos, incluida China, imponen regularmente prohibiciones de importación de carne de cerdo en regiones donde se registran la peste porcina africana. Los criadores de cerdos alemanes podrían enfrentar enormes pérdidas tanto por la caída de las exportaciones como por los costos derivados de los métodos para combatir la enfermedad si se encuentra en Alemania, denuncian los granjeros.

Cualquier prohibición de exportación de carne de cerdo alemana también afectaría otros países europeos. Los principales proveedores de lechones para Alemania en la UE son Dinamarca y los Países Bajos, lo que sufrirían también el golpe de vetar la carne alemana.

Para ayudar a lidiar con la amenaza de la peste porcina, los ministerios de agricultura alemanes y polacos están considerando crear un corredor cercado a ambos lados de su frontera y recortar el número de jabalíes relajando las reglas de caza.

La valla electrificada de Brandenburgo es otra de las medidas para contener la plaga. Fue construida en diciembre, de manera temporal.  También se está construyendo otra cerca en el estado fronterizo de Sajonia.

“No hemos encontrado señales de que la valla haya sido atravesada por jabalíes y no se han encontrado jabalíes enfermos a lo largo de la cerca”, anuncia Gabriel Hesse, del ministerio de salud y protección al consumidor del estado de Brandeburgo. Pero el político reconoce que los jabalíes de la zona son lo suficientemente fuertes para atravesar la valla, a pesar de estar electrificadas.

Fuente: eleconomista.es

Publicidad