5 de febrero de 2020 22:38 PM
Imprimir

Claroscuros en la soja: sube la proyección de cosecha, pero baja fuerte el precio

Las lluvias que cayeron durante enero ayudaron a mejorar la condición de los lotes implantados con la oleaginosa. En Chicago, el poroto perdió 25 dólares por tonelada el mes pasado.

Las lluvias que cayeron durante enero jugaron a favor de la campaña agrícola estival argentina, clave para el país debido a que es el momento en que se cosechan los dos granos que aportan un tercio de los dólares que ingresan al país: soja y maíz.

La Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) proyectó que podría tratarse de la segunda mejor cosecha de la historia y también sostuvo en un informe que las lluvias de enero “superaron los promedios mensuales y salvaron la campaña”, tras un arranque flojo en cuanto a las reservas hídricas.

Según la entidad rosarina, en la zona núcleo “las sojas de primera están mejor hoy que hace un año”: el 25 por ciento de los cuadros se encuentra excelente; el 35 por ciento, muy bueno; y el 40 por ciento, bueno. En cambio, el año pasado, en esta misma fecha, no había lotes excelentes, los muy buenos ocupaban el 45 por ciento y un 12 por ciento se ubicaba entre regulares y malas condiciones. 

“Tras la increíble recuperación hídrica de enero, la situación productiva dio un vuelco de 180 grados. La falta de desarrollo que le imponía la escasez de agua, quedó atrás y no dejó daños de consideración”, asegura la BCR.

Si el régimen hídrico sigue acompañando durante febrero, desde esta Bolsa proyectan que la zona núcleo argentina podría aportar entre 21 y 22 millones de toneladas de soja, más que durante la cosecha récord del año pasado. 

View image on Twitter

Del mismo modo, en su último Panorama Agrícola Semanal (PAS), la Bolsa de Cereales de Buenos Aires dio por finalizada la siembra nacional de soja, en un área total que estimó en 17,4 millones de hectáreas.

Pero lo más importante es que elevó 4,1 por ciento o dos millones de toneladas su previsión de cosecha. A principios de la campaña, calculaba 51 millones de toneladas. Ahora, “una condición hídrica entre adecuada y optima, junto a una buena condición de cultivo, permiten proyectar una producción de 53,1 millones de toneladas para la campaña 2019/20”, dijo la entidad porteña.

En concreto, las Declaraciones Juradas de Ventas al Exterior (DJVE) totalizan 5,5 millones de toneladas y “alcanzan un récord histórico de ventas externas a este momento del año para la oleaginosa nueva”, expresó la BCR. 

Y completó: “El ciclo 2019/20 se anticipa con enormes compromisos de embarque en el mes pico de la cosecha nacional, mayo. En este mes los embarques programados ya son de 3,6 millones de toneladas y representan el 65 por ciento de las DJVE a la fecha”.

Precios, en contra

La contraparte negativa de estos datos es que el precio de la soja sufrió una fuerte caída durante las últimas semanas en el Mercado de Chicago.

A principios de enero, el contrato de soja más cercano (marzo) cotizaba a 350 dólares la tonelada. A fin de mes, se había reducido a 320 dólares. En los primeros dos días de febrero, en tanto, está llegando un alivio con una suba que lleva al poroto a 325 dólares. 

Según la visión de algunos operadores, este sendero bajista obedece, por un lado, a la desconfianza de que el principio de acuerdo entre Estados Unidos y China derive realmente en un mayor intercambio comercial. Por el otro, al temor de que el brote de coronavirus en el gigante asiático impacte en su consumo interno. 

Bajo este panorama, los precios internos de la soja también están sufriendo. Según el Monitor Sio Granos, las operaciones con mercadería disponible llegaron a rozar los 16 mil pesos la tonelada el 24 de enero. Una semana después, el valor de las últimas ventas osciló en 14.800 pesos.

Asimismo, los futuros de soja mayo de Matba-Rofex el jueves pasado se ajustaron a 230 dólares, lo que significa una caída semanal de cinco dólares y uno de los precios más bajos de soja “a cosecha” de los últimos cuatro años, según la Bolsa rosarina.

Para esta entidad, confluyen varios factores bajistas a nivel doméstico: la caída de la soja en Chicago, el aumento de retenciones y las buenas perspectivas a cosecha antes mencionadas. 

Fuente: AgroVoz

Publicidad