8 de febrero de 2020 02:33 AM
Imprimir

Trabajadores de Frigoríficos de Tandil piden que se comience a implementar la nueva ley

Trabajadores de Frigoríficos de Tandil piden que se comience a implementar la nueva ley

Luego de que el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social estableciera que a partir de abril los trabajadores de frigoríficos no podrán cargar faena de ganado que supere los 25 kilos, desde Tandil expresaron satisfacción por esa nueva resolución pero manifestaron preocupación porque hasta el momento ninguna carnicería avanzó en su implementación y tampoco desde el Municipio se comenzó con la inspección tendiente a orientar a los comerciantes acerca de la puesta en marcha de la medida.

Respecto de la flamante resolución, establece que aquellos frigoríficos encargados de transportar, manipular y levantar faena de ganado bovino, ovino, porcino y los relacionados a animales de caza, destinados a la industrialización y cuyo peso supere los 25 kilos, deberán hacerlo con la asistencia de los medios mecánicos adecuados.

La medida que fue publicada a través del Boletín Oficial, entrará en vigencia a partir de abril.

El Eco de Tandil dialogó con Walter Javier Velázquez, empleado del frigorífico Mirasur, explicó que “todavía en ningún lado se empezó a cumplir la reglamentación. Tienen tiempo hasta abril, todavía no empezó nadie. Lo que yo quiero es que se empiece a cumplir, que no quede en la nada”.

“Fue mi patrón el que mandó la información, y me dijo ‘hasta abril vas a hombrear’. Al otro día le pregunté a mis compañeros que decían los carniceros, y parece que a algunos se les complica, por la forma en que están dispuestos los lugares y algunos alquilan así que no saben bien cómo van a hacer”, indicó.

Falta de inspección

En ese contexto, consideró que es fundamental para que la reglamentación se cumpla en todas partes que haya inspectores del Municipio que se encarguen de que se implemente correctamente.

“Tenemos temor de que no se cumplan, porque tienen  hasta abril pero no se ha visto ningún inspector en la calle. Tenemos diálogo con gente de Azul y Ayacucho pero todavía no han empezado. Ni se ha dicho nada”, remarcó.

Y destacó que “lo importante es que nosotros no tenemos que cargar más en los hombros las medias reses, tiene que haber un riel de la heladera del carnicero hasta la puerta del camión, así que en ningún momento tendríamos que hombrear”.

Admitió que si bien nunca esperó que esta medida se reglamentara, le dio mucha satisfacción la noticia por los trastornos de salud que el trabajo les ocasiona.

“Mis compañeros todos están contentos, pero yo creo que tiene que haber algún inspector o alguien que sepa del tema, porque tiene que ver que lo hagan bien. Yo calculo que cada carnicería deberá tener su forma de hacerlo”, señaló.

Los problemas de salud

Al tratarse de un trabajo en el que deben cargar medias reses que superan generalmente los cien kilos, los problemas de salud son frecuentes.

“El mayor temor es lo que nos pueda pasar a futuro, a mí me duelen las rodillas, la espalda. Estoy operado de una rodilla, mi compañero también esta operado de una rodilla. Es un trabajo muy pesado”, explicó.

Y señaló que las medias reces que hombrean habitualmente son de 100, 120 y 200 kilos. Diariamente, cargan en sus hombros entre 60 y 70.

“Uno se va acostumbrando, el cuerpo se acostumbra a la forma de trabajar. Son 4 o 5 horas pero en ese lapso de tiempo al cuerpo se lo castiga”, sostuvo.

Asimismo, contó que “tengo un compañero de Madariaga que se patinó entrando a la carnicería y se abrió de piernas hace 6 años y está en silla de ruedas. Cuando llueve uno se patina, es un trabajo bravo cuando hay humedad. Yo me caí del camión y por eso tuve el problema de rodilla hace 6 años”.

Resaltó la importancia de que todos los frigoríficos estén en consonancia con el cumplimiento de la norma y que si ven que una carnicería no cumple la norma no entreguen la carne porque de otro modo perjudicarían al que sí lo cumpla.

El problema surge en las carnicerías, porque en los frigoríficos se carga todo con guinche eléctrico, por lo cual no es manual el trabajo.

Pero en las carnicerías y mercados sí se hace de forma manual y muchos supermercados tienen las carnicerías al fondo, con lo cual el trabajador tiene que caminar con la media res al hombro media cuadra.

“Son muchos metros y en muchos casos se bajan cinco o seis medias reses en una sola carnicería”, señaló.

“Queremos que Lunghi lo haga cumplir”

Frente a este panorama, enfatizó que “lo que queremos es que Lunghi lo haga cumplir, que el Municipio se encargue de que se cumpla, porque mis compañeros si los obligan, con tal de no perder el trabajo van a cargarlas igual”.

“Tendrían que mandar a los inspectores antes de abril, porque de otra forma, lo van a ir corriendo porque no es fácil de implementar pero si le ponemos voluntad se puede hacer”, resaltó.

Y explicó que “en la mayor parte de las carnicerías dicen que no tienen problemas de implementarlo pero muchos no saben cómo hacerlo porque no anduvo nadie dando las directivas. En el Municipio alguna persona tiene que saber del tema”, concluyó.

Fuente: Eco de Tandil

Publicidad