8 de febrero de 2020 04:45 AM
Imprimir

La Generalitat alerta del impacto del coronavirus sobre las exportaciones

CompartiremailFacebookTwitterLa Generalitat ha alertado al personal de sus tres oficinas en China (Pekín, Shanghái y Hong Kong) ante el avance del coronavirus y el riesgo de bloqueo de la actividad comercial. “Pese a tratarse de una situación temporal y excepcional, puede suponer barreras a la exportación de empresas catalanas a China”, advierte Acció, la agencia adscrita al departamento de […]

La Generalitat ha alertado al personal de sus tres oficinas en China (Pekín, Shanghái y Hong Kong) ante el avance del coronavirus y el riesgo de bloqueo de la actividad comercial. “Pese a tratarse de una situación temporal y excepcional, puede suponer barreras a la exportación de empresas catalanas a China”, advierte Acció, la agencia adscrita al departamento de Empresa i Coneixement, que dirige la consejera Àngels Chacón.

Los sectores a corto plazo más sensibles para las empresas catalanas son el cárnico (la carne de cerdo supone casi el 12% del total de las exportaciones), seguido de material eléctrico (9%) y cobre (8%). Un total de 4.900 empresas catalanas exportan a China, 1.921 de ellas de manera regular. Casi 200 de ellas disponen de una filial en el país.

Las exportaciones catalanas representan el 23,8% de las ventas de España en China

La mayoría de navieras y empresas estibadoras no están operativas hasta este lunes, aunque algunos puertos mantienen servicios mínimos. “Esto dará más margen a China para fijar los precios a los transitarios internacionales por los retrasos de contenedores o los recargos por retenciones en las aduanas”, asegura la agencia pública catalana. No obstante, actualmente existe una moratoria sobre los costes de ocupación portuarios dada la situación de bloqueo en los puertos.

El hecho de que los servicios aduaneros, la administración y las grandes infraestructuras operen en servicios mínimos afecta negativamente a la operativa de entrada y salida de mercancía de China. Las que llegan al país pueden quedar retenidas en los puertos al menos hasta este lunes, “de manera que las empresas tienen que evaluar los costes derivados de esta retención, ya sea porque se pueda malograr la mercancía (producto perecedero) o por incumplimientos contractuales en caso de entregas en una fecha determinada (cláusulas just in time).

En cuanto a las importaciones, se prevén retrasos en las entregas expedidas después del inicio del Año Nuevo Chino por el cierre de aduanas, “lo que puede provocar problemas de aprovisionamiento para las empresas”. Una vez desbloqueada esta situación, la Generalitat prevé que el coste del transporte se incremente “a causa de la gran demanda y la limitada oferta de navieras”.

Fuente: elvigia.com/

Publicidad