9 de febrero de 2020 01:06 AM
Imprimir

Chile : Gobierno convoca a mesa público-privada por coronavirus y exportadores advierten que próxima semana será clave para embarques

Los analistas esperan que impacto para la economía chilena sea acotado y, hasta ahora, mantienen sus proyecciones de crecimiento para este 2020.

La incertidumbre y preocupación que ha generado la aparición del coronavirus en China terminaron por contagiar a los exportadores chilenos. Esto, luego de que se conociera que productos como el salmón y la cereza han tenido dificultades para internarse en el mercado chino, como consecuencia de la propagación del virus.

La situación llevó al Gobierno a convocar para hoy una reunión con distintos actores del sector privado, con el objetivo de analizar los eventuales efectos que podría tener el virus chino para la economía chilena y en particular para los exportadores.

La preocupación se debe a que China es el principal comprador de los productos chilenos. En 2019, el 32% de las exportaciones nacionales se dirigieron al gigante asiático (ver infografía).

El ministro (s) de Relaciones Exteriores, Rodrigo Yáñez, explica que el foco del encuentro es analizar la situación que enfrentan las exportaciones nacionales en los mercados internacionales producto del brote de coronavirus en China, desde una perspectiva público-privada y multisectorial, así como discutir posibles medidas que permitan mitigar sus efectos.

Por el lado de los privados están invitados Asexma, Asoex, ChileAlimentos, Chile Oliva, Chilenut, Chile Prunes, CNC, CPC, Corma, Expocarnes, Exporlac, Faenacar, Salmon Chile, Sofofa, Sonami, Sonapesca, Vinos de Chile, Conadecus y Fedefruta. Mientras que desde el sector público estará ProChile, Hacienda, Economía, Aduanas, SAG, Odepa y Sernapesca.

Desde ambos sectores reconocen que la próxima semana será clave para los embarque de los productos chilenos en China. Esto, porque el lunes 10 de febrero el gigante asiático debería retomar su “normalidad”. Ese día marcará el fin del prolongado feriado del Año Nuevo chino. Coinciden, además, que por ahora el efecto del coronavirus para los productos chilenos estaría siendo acotado.

“La hora de la verdad la vamos a tener a mediados de la próxima semana, donde los 600 millones de personas que se han desplazado por China vuelvan a las grandes ciudades (…) ahí vamos a ver el ritmo que tiene la venta chilena que está en China”, sostuvo ayer el ministro de Agricultura, Antonio Walker. Este análisis lo comparte el embajador chileno en China, Luis Schmidt: “Si el lunes empieza a trabajar China como todos creemos, va a venir una rápida reacción para sacar todos esos contenedores (que se encuentran paralizados)”.

Por su parte, el presidente de Fedefruta, Jorge Valenzuela, advierte que el impacto del coronavirus sería acotado. “Si golpea, sería muy poco porque lo que no se ha podido vender es alrededor del 15% de las cerezas. Aunque la fruta se venda a menor precio no va a tener un efecto importante”, sostiene.

Con la reactivación de la vida cotidiana en China, los puertos deberían tender su normalidad, hecho que podría generar atochamientos advierten desde el sector forestal (ver recuadro).

Efectos transitorios

Hasta ahora, debido a lo acotado que ha sido en el tiempo la manifestación del virus, los economistas esperan que los efectos para las exportaciones chilenas sean acotados. “Me atrevería a decir que esto es algo transitorio. Hay algunos productos que son estacionales y, por lo tanto, si no se envían durante estos meses, simplemente después no va a ser posible”, señala el economista jefe de BCI, Sergio Lehmann.

A futuro, el economista espera que haya algún repunte, porque habrá una recuperación del crecimiento de China. “Las autoridades ya han comprometido medidas de estímulo junto con las medidas recientes de China y Estados Unidos de rebajas en los aranceles (ver B 3). Por lo tanto, el efecto agregado para el crecimiento de Chile no se ve demasiado importante”, sostiene.

Con todo, Lehmann advierte que pese a las malas noticias, mantienen su proyección de crecimiento de 1% para el PIB de Chile este año.

Por su parte, Patricio Rojas, economista de Rojas y Asociados, espera que el efecto global que va a tener sobre la economía chilena sea moderado. “Estamos viendo hoy una recuperación un poco más favorable de lo que se había estimado previamente, por lo tanto, la posibilidad de que la economía chilena crezca este año más cerca del 1,5% es más alta”, advierte.

Envíos a China

En 2019, Chile exportó hacia al mundo US$ 69 mil millones. De ese monto, un 32% se envió a China.

El gigante asiático es el principal comprador de cobre chileno, con casi el 50% del total de los envíos nacionales, mientras que el 91% de los embarques de cerezas fueron a ese país.

Condiciones de la fruta podrían afectar precios

A pesar de que es una de las industrias más afectadas por el coronavirus, el sector frutícola mantiene la calma. El presidente de la Federación de Productores de Fruta (Fedefruta), Jorge Valenzuela, explicó que están esperando el próximo lunes cuando se terminen las vacaciones por el Año nuevo chino y se retomen las actividades laborales. “Ahí se echa a andar de nuevo el mercado, estamos monitoreando lo que pueda pasar”, dijo.

Valenzuela entregó un dato que demuestra la lentitud con la que se está operando en el país asiático: si normalmente se venden cerca de 200 contenedores diarios de fruta, hoy se están comercializando cerca de 40. “Eso es por la situación operacional no por un tema comercial”, sostuvo.

Por otro lado, explicó que también hay una posibilidad de que los valores de la fruta que no se está vendiendo caigan. “Si se empiezan a abrir los contenedores y la fruta no está en óptimas condiciones de calidad va a haber un efecto en el precio”, afirmó. Aunque explicó que las cerezas pueden resistir hasta 60 días. “Si se le restan los 25 días de viaje hacia China, aún quedan unas semanas que puede aguantar en buenas condiciones”, señaló. A su vez, agregó que una parte muy pequeña de cerezas se ha redireccionado a destinos como Corea del Sur y Japón.

De todos modos, Valenzuela manifestó que no cree que esta situación tenga un efecto importante en los envíos. “El 85% de las cerezas ya se consumió o vendió. Si esto hubiese pasado en noviembre habría sido distinto”, dijo.

Fuente: El Mercurio

Fuente:

Publicidad