10 de febrero de 2020 20:48 PM
Imprimir

El coronavirus golpea a la exportación de jamones a China

CompartiremailFacebookTwitterEs evidente que el coronavirus empieza a pasar factura a la economía china, también lógicamente a las empresas españolas que tienen intereses allí. Iberia mantiene suspendidos los vuelos a Shanghai. Otras como Gestamp o el Grupo Antolín, dedicadas a componentes de automóviles, han sufrido el cierre de fábricas. La situación afecta incluso a la industria […]

Es evidente que el coronavirus empieza a pasar factura a la economía china, también lógicamente a las empresas españolas que tienen intereses allí. Iberia mantiene suspendidos los vuelos a Shanghai. Otras como Gestamp o el Grupo Antolín, dedicadas a componentes de automóviles, han sufrido el cierre de fábricas. La situación afecta incluso a la industria alimentaria. Ejemplo, el de Embutidos Fermín. Está situada en La Alberca, Salamanca. Había empezado a exportar los primeros jamones ibéricos enteros al país asiático y en los últimos días ha visto como sus clientes, una veintena de establecimientos gourmet, han suspendido los pedidos por avión. “Lo han hecho por temor a retenciones en la aduana y por la caída del consumo al estar los restaurantes cerrados. A eso se suma que la inactividad de los bancos dificulta los pagos”, afirma a COPE su gerente, Santiago Martín. Sí acaba de enviar carne de porcino por barco “pero tarda en llegar 40 días y esperemos que para entonces todo se haya solucionado”, apunta.

Martín nos cuenta que los pedidos bloqueados suman “unos 6.000 kilos entre jamones enteros, embutidos, loncheados y carne”. Calcula que son 20.25 palés. Reconoce que es “una pena” porque el frenazo se produce cuando los jamones ibéricos con hueso empezaban a introducirse en China y la acogida “estaba siendo buena”. Embutidos Fermín lleva años exportando loncheados al gigante asiático pero solo desde octubre tiene abierto el mercado para enviar jamones enteros, paleta, lomo, salchichón y chorizo. Se exige que el embutido esté curado a partir del 2 de septiembre. Esta empresa, que exporta el 90% de su producción, ha sido pionera a la hora de introducir las chacinas españolas en países como Estados Unidos -es ahora su primer destino- o Japón.

Mataderos afectados

Esta empresa nos advierte que su problema resulta “menor” si lo comparamos con el que pueden tener muchos mataderos de España que exportan gran cantidad de carne blanca a China para atender la demanda interna tras la peste porcina africana que ha sufrido este país. “Los hay que sacrifican en un día lo que yo en todo el año”, señala Martín. Aquí va todo por barco, en contenedores martítimos. Las ventas a este país se han disparado en los últimos meses y es lo que estaba provocando por ejemplo que los precios en origen estén más altos que nunca en España. El gerente de Embutidos Fermín espera que el periodo de incertidumbre que ha abierto el coronavirus no se extienda mucho tiempo “por el bien de todos”.

Fuente:

Publicidad