11 de febrero de 2020 10:52 AM
Imprimir

Japón demanda el vacuno español

El mercado nipón es uno de los de mayor demanda de carne de vacuno de alta calidad.

En un escenario de continuo de crispación protagonizado por las trabas comerciales, la imposición de aranceles, los cambios normativos y los acuerdos preferenciales en el que los sectores agrarios no suelen salir bien parados al usarse como moneda de cambio, en el caso del vacuno de carne, hemos de celebrar una buena noticia.

Se trata de la autorización para exportar carne de vacuno a Japón, tras haber pasado con éxito la inspección sanitaria de un país tan riguroso en este campo. El mercado nipón es uno de los de mayor demanda de carne de vacuno de alta calidad. Además, es un país de alta renta per cápita y una población de más de 126 millones de habitantes,  con un desequilibrio entre su producción y consumo de carne de vacuno de unas 800.000 toneladas anuales que tiene que importar. Y es que su producción en el último lustro ha caído en torno al 10%, mientras que el consumo de este tipo de carne ha crecido el 5% entre los japoneses.

El tipo de carne que demanda el mercado nipón es exactamente la que produce nuestro país: animales jóvenes cebados con piensos de cereales y proteaginosas, que ofrecen unas carnes tiernas, jugosas y con un color rojo, pero no intenso.

Por todo ello, y teniendo en cuenta el mantenimiento en vigor del tratado de libre comercio entre la Unión Europea y Japón de 2019, que conlleva a una reducción de aranceles, esperamos que las relaciones comerciales entre ambos países y la exportación de nuestra carne de vacuno a Japón sea todo un éxito.

Mercado nacional

Mientras tanto, en lo que respecta al mercado nacional, como se esperaba después de las subidas de cotizaciones de los añojos y el buen ritmo de salidas de animales de los cebaderos, los terneros pasteros han experimentado subidas de precios en las últimas semanas y ha aumentado su demanda considerablemente, sobre todo en los machos.

En cuanto al ganado de abasto, también en el caso de los machos, ha seguido la tendencia que arrancó en las pasadas Navidades, y aunque de manera muy lenta, los precios han seguido subiendo.

Fuente:

Publicidad