12 de febrero de 2020 01:08 AM
Imprimir

Quién es Marcelo Martínez de Giorgi, el sucesor a cargo del juzgado de Claudio Bonadio

Comenzó a trabajar en el Poder Judicial en 1985. Tuvo en su poder algunas de las causas más polémicas en el país.

Con más de 30 años de carrera en el Poder Judicial, cultiva un perfil bajo que lo caracteriza. Es abogado, realizó un posgrado en Derecho Penal en la Universidad de Palermo y en 2001 comenzó a ejercer la docencia en la Universidad de Buenos Aires (UBA). Está casado y estuvo a cargo de causas que agitaron la escena política nacional en reiteradas oportunidades.

Marcelo Pedro Hernán Martínez de Giorgi nació en 1966 en la Ciudad de Buenos Aires. Ingresó al Poder Judicial en 1985 y, cinco años después, obtuvo su título de abogado en la Universidad Kennedy.

En 1991 entró como auxiliar a un Juzgado Criminal ordinario de la Capital Federal y rápidamente pasó a trabajar en la Cámara Federal. Pasó por distintos cargos hasta que en 2001 fue designado secretario de la Sala II, que integraban Horacio Cattani, Martín Irurzun y Eduardo Luraschi.

En 2006, el Consejo de la Magistratura lo designó para que asumiera como juez subrogante en el Juzgado Federal N°8. Luego, en 2008, comenzó a subrogar también el Juzgado Federal N°2.

Al mismo tiempo, se inscribió en el Concurso 140 de la Magistratura. Obtuvo el primer lugar en la terna del Consejo y en 2012 asumió como titular en el Juzgado N° 8. Desde 2016, además, subroga el Juzgado Federal N° 5, vacante desde la renuncia de Norberto Oyarbide.

En junio de 2009, procesó por “sobresueldos” al ex presidente Carlos Menem, al ex ministro de Economía Domingo Cavallo, a la ex secretaria de Medio Ambiente María Julia Alsogaray y al ex ministro de Justicia Raúl Granillo Ocampo. Además, les trabó un embargo económico.

En agosto de 2010, sobreseyó a Néstor y Cristina Kirchner por la consultora privada “El Chapel”, donde la ahora vicepresidenta ocupaba el cargo de directora. En el fallo, consideró que no había incompatibilidad en los cargos ya que la mandataria nunca había “ejercido efectivamente” el puesto.

Desde junio de 2011, interviene en la causa “Sueños Compartidos”, la investigación del presunto desvío de fondos del ministerio de Planificación de Julio De Vido a través de la Fundación Madres de Plaza de Mayo, presidida por Hebe de Bonafini.

En octubre de 2012, sobreseyó a Ricardo Echegaray, jefe de la AFIP, en la causa por su gestión al frente de la Oficina de Control Comercial Agropecuario (ONCCA). El organismo del Estado entregaba subsidios a productores agropecuarios, pero fue desmantelado por denuncias de corrupción que finalmente se descartaron.

En diciembre de 2014, procesó a los fiscales Carlos Gonella y Gabriel Orsi, por presuntas irregularidades en la actuación de la Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos (PROCELAC)en una causa vinculada al empresario Lázaro Báez que tramita ante el juez federal Sebastián Casanello.

Desde marzo de 2016, tiene a cargo la investigación por enriquecimiento ilícito contra Carlos Liuzzi, el ex subsecretario de la Secretaría Legal y Técnica durante el kirchnerismo.

En abril de 2019, procesó a Julio De Vido, José López, Ricardo Jaime y otros imputados en la causa por el soterramiento del tren Sarmiento. Pero más tarde, en agosto, la Cámara Federal dispuso la nulidad de los procesamientos por falta de mérito.

Fuente:

Publicidad