13 de febrero de 2020 10:06 AM
Imprimir

Un frigorífico cordobés es la primera víctima “comercial” del coronavirus

Se trata del primer establecimiento en vender carne con hueso al país asiático que ahora frenó las exportaciones y redujo las horas extras a su personal

Si bien en la Argentina no hay afectados por el coronavirus y se estima que el país está “a salvo” de sus efectos a la salud, el virus comenzó a generar problemas económicos entre las empresas que destinan gran parte de su producción a exportar a China.

En este marco, el sector que más problemas podría tener es el de la carne, debido a que el país asiático redujo drásticamente (a la mitad) sus compras y el precio de las operaciones se redujo hasta en un 30%.

Datos que generan un fuerte daño si se tiene en cuenta que China recibe dos de cada tres toneladas de carne exportadas por Argentina, además de recibir los cuartos congelados (la media res dividida en dos) para consumo a un valor que rondaba los u$s3.200 por tonelada.

De hecho, un frigorífico cordobés se ha convertido en la primera “víctima comercial” del  coronavirus. Se trata de la firma Logros, radicada en la localidad de Río Segundo, que acaba de anunciar una fuerte caída de su producción y la reducción de horas extras para su personal.

Si bien no se trata de uno de los principales actores de esta industria local, su negocio depende en gran parte de los envíos a China y en menor medida a los Estados Unidos. Con una faena mensual que ronda los 850 animales diarios, el 60% se destina a la exportación y de ese total el 70% va al gigante asiático.

Es más, fue el primer frigorífico en vender carne vacuna con hueso a China, gracias al acuerdo sanitario firmado entre ambos países en junio del año pasado y que le permitió a las empresas locales  comercializar carne congelada con hueso.

Su envío inicial lo hizo en agosto también del año pasado. Fue un contenedor con 22 toneladas y esta partida se anunció con un importante acto del anterior gobierno de Cambiemos que tuvo la presencia del ex candidato a vicepresidente de Juntos por el Cambio, Miguel Angel Pichetto, y del ex ministro de Agricultura de la Nación, Luis Miguel Etchevehere, además de funcionarios del gobierno cordobés.

En este sentido, el presidente de Logros,  Mariano Grimaldi, admitió la gravedad del problema para el funcionamiento de su frigorífico y aseguró que el brote es uno de los factores fundamentales que está afectando la operatoria normal del establecimiento ubicado en  Río Segundo.

El otro se vincula con la elevada inflación en los precios de los alimentos que está sufriendo China y que ha sido causada por fuertes importaciones de carnes rojas para suplir el déficit de oferta interna, lo cual llevó los valores a casi u$s7.000 por tonelada y obligó al gobierno chino a recortar el financiamiento a los importadores.

“A esto se suma que en China se dejó de comprar al exterior y se liberó el stock de carne para evitar una mayor suba de los precios, en especial el 25 de enero pasado, cuando se celebró el Año Nuevo chino y que es el momento de mayor consumo”, señaló.

En declaraciones a Economía Sustentable, el ejecutivo se mostró preocupado por la situación al explicar que en diciembre del año pasado las ventas a China sumaron tres contenedores diarios que, en la actualidad, se redujeron a dos.

“Esta baja nos obligó a reducir nuestra actividad a la mitad y a tomar determinaciones que lamentablemente tienen consecuencias en el personal”, agregó Grimaldi desde sus oficinas en la planta corbobesa.

Luego, el gobierno chino frenó las importaciones, en el marco de un país que se encuentra paralizado y en cuarentena y que provocó la recesión interna del mercado de las carnes.

“La situación interna que vive China, con su economía paralizada, sin turismo, con restaurantes cerrados y hoteles que trabajan al 5% de sus posibilidades nos provocó una situación importante que hasta nos obligó a levantar la producción destinada a China, porque no tenemos más capacidad de almacenamiento de frío y porque esa carne no sirve para el mercado interno”, advirtió Grimaldi.

En el sector se advierte que el caso de Logros se podría repetir en otros frigoríficos. De hecho, el Consorcio ABC estima que la caída de las exportaciones a China durante enero fue del 19% con respecto a diciembre y que alrededor de 40.000 toneladas mensuales se deberían reubicar en otros mercados si la demanda china se mantiene en recesión.

También se informa que China representa el 75% del total exportado por Argentina, que, de acuerdo a estadísticas privadas, cerró el año pasado con 840.000 toneladas por un valor cercano a los u$s3.000 millones.

Según otro estudio elaborado por la Cámara de la Industria y Comercio de Carnes y Derivados de la República Argentina (CICCRA), de extenderse esta situación, la dependencia de la industria frigorífica exportadora con China se encuentra en riesgo.

Publicidad