14 de febrero de 2020 07:58 AM
Imprimir

Clima y ambiente laboral en granjas de cerdos

CompartiremailFacebookTwitterSabemos que podemos tener las mejores instalaciones, el mejor equipo, la mejor genética, el mejor alimento, pero si no tenemos al mejor personal esto no nos sirve de nada. Nada tan cierto como eso, pero siendo verdaderas estas sabias palabras, por cierto muy trilladas, aun no entendemos la magnitud de lo que representa el personal […]

Sabemos que podemos tener las mejores instalaciones, el mejor equipo, la mejor genética, el mejor alimento, pero si no tenemos al mejor personal esto no nos sirve de nada.


Nada tan cierto como eso, pero siendo verdaderas estas sabias palabras, por cierto muy trilladas, aun no entendemos la magnitud de lo que representa el personal para nuestro negocio.


El Ambiente Laboral se refiere a la comunicación entre empleados y líderes o jefes y su nivel de bienestar en un tiempo definido, como por ejemplo, cuando se presenta una crisis, el Ambiente laboral se ve comprometido, hasta que la crisis se soluciona.


Por el otro lado el Clima Laboral se refiere a algo más completo y a más largo tiempo, donde es muy importante la satisfacción del empleado, y como percibe su futuro dentro de la empresa.


Pero, ¿cómo se vive esto realmente en las granjas?  ¿Cuáles son las consecuencias o beneficios del ambiente y clima laboral?


La elite de liderazgo en las empresas son las que generan ambas y normalmente no se hacen estudios o análisis de la rotación de personal, encuestas de salida, satisfacción del empleado, la eficiencia de empleados contentos, contra la eficiencia de empleados disgustados.


Nadie nos enseñó a ser líderes y a manejar personal, así que los responsables normalmente aprenden del acierto y el error y de sus antecesores y no necesariamente esto es bueno.


Los talleres y cursos de liderazgo deben ser una constante en las personas que tenemos empleados a nuestro cargo, porque aunque existe el líder nato, la mayoría necesitamos formarnos y actualizarnos sobre las técnicas de liderar personas.


Solamente para comenzar debemos echar un vistazo a la rotación de personal que tenemos. Si las personas que laboran con nosotros ya tienen varios años trabajando y los conoces bien, conoces a sus familias, y ellos están bien involucrados con la empresa, seguramente tendrás una rotación baja. Pero si por el contrario, cada que vas a tu granja, ves caras nuevas y no conoces a nadie, y nadie te conoce a ti, seguramente tu rotación esta fuera de parámetro.


Antes de reemplazar personal, debes preguntarte: ¿porque tengo que reemplazar a un empleado? Normalmente los despedimos porque no cumplen con las expectativas de las competencias del puesto.


Las tres competencias que debe tener un empleado para cubrir el puesto son: conocimiento, habilidad y actitud, y estas serán las razones por las cuales podemos despedirlo.


El conocimiento
 sobre la actividad es básico para desempeñar cualquier puesto. Muchas veces el empleado no adquiere el conocimiento porque no supimos enseñarle, aunque algunas otras veces  porque fue incapaz de aprender.


La habilidad
 para desempeñar el puesto, se adquiere con la práctica, una vez que el empleado sabe cómo hacer lo que tiene que hacer, pero depende de su capacidad de adaptación y pericia para desarrollar la habilidad correctamente.


La actitud
, es quizá la más importante de las tres, ya que al empleado podemos enseñarle, podemos ayudarle en lo que adquiere la habilidad, pero no podemos inyectarle la actitud para hacer su trabajo.


Lo que es grave es cuando los empleados se van solos, porque el Clima y el ambiente laboral son adversos.


Si no tienen una buena inducción, no los capacitan para desempeñar su trabajo, no tienen expectativas de crecimiento, nunca son escuchados, no los toman en cuenta, no son reconocidos por sus logros, son reprendidos constantemente y no tienen las herramientas necesarias para desempeñar sus funciones, además de que en algunas ocasiones es verdaderamente un sacrificio entrar a las granjas por lo sucio y desagradable de las regaderas, los comedores, la ropa y las instalaciones en general, son razones suficientes para abandonar el trabajo. El personal tiene necesidad de trabajar, pero seguramente encontrarán algún otro trabajo menos desagradable.


Estas condiciones dependen de los líderes de las granjas, los gerentes de producción, los directores y muchas veces son ellos los que piden cuentas sobre la alta rotación de personal, sin analizar primero la raíz del problema.


No hay una sola solución para este problema, pero si existen muchas empresas que han encontrado la metodología para analizar y conservar a sus empleados.


Confía en tu departamento de Capital Humano, ellos saben lo que tú no sabes, pero también debes comunicarles tus necesidades y expectativas para que haya una sinergia que genere resultados.


Invierte en tu personal, son ellos los que terminan haciendo la tarea difícil de criar cerdos por ti, hacen el trabajo y rutina diaria, y debes considerar que muchas veces siguen ahí, porque les gusta trabajar con los cerdos, más que por lo que les pagas. Recuerda, al hacerles a ellos el favor de tratarlos bien, ellos tratarán bien a tus cerdos y a tu negocio.


El TIP:
 El departamento de Capital humano es muy importante, para seleccionar al personal correcto, darle la inducción apropiada y evaluar el trabajo. Asesórate bien para que no pierdas tu capital más valioso que son tus empleados.

Fuente:

Publicidad