16 de febrero de 2020 00:12 AM
Imprimir

Productores de biocombustibles piden suba de precios

La crisis del sector no encuentra salidas y podría traducirse en cierre de empresas. Hace un mes que no se cumplen con las entregas a las refinerías para el corte de los combustibles

Los productores de biocombustibles atraviesan una profunda crisis por la falta de actualización precios que, de no encontrar un respiro en el corto plazo, podría terminar en despidos y en cierre de plantas.

La semana pasada, la Liga Bioenergética, integrada por las provincias productoras de biodiesel y bioetanol, se reunieron con el secretario de Energía de la Nación, Sergio Lanziani, para plantearle la situación del sector, pero no hubo grandes avances.

Hace poco más de un mes que los productores cortaron las entregas de su producción a las refinadoras para la producción de combustibles que exige la ley, y desde entonces, se producen combustibles que no cumplen con los requisitos ambientales mínimos.

El pedido concreto del sector es que se actualicen el precio de biodiesel y el bioetanol un 10%. Desde diciembre que los precios están congelados y según los productores, lo insumos aumentaron sustancialmente a tal punto que, no solo no tienen ganancias por la producción, sino que van a pérdida. Detallaron que la tonelada de aceite vegetal alcanzó los 100 dólares y no se realizó el aumento para los biocombustibles pactado para enero.

Sobre el encuentro que tuvieron entre las partes, Lanziani se comprometió a “estudiar de manera conjunta distintas alternativas para salir de esta crisis que están transitando”.

Al cierre de la semana pasada, la liga bioenergética se reunió para comenzar a preparar una propuesta para presentarle al gobierno.

Desde el sector aseguran que, durante la gestión de Mauricio Macri, la crisis del sector se agudizó porque hubo una política equivocada. “En vez de plantear una solución, el gobierno anterior quiso prorrogar la ley vigente hasta el 2023”, expresó una de las fuentes consultadas por este medio.

Además de pedir una suba de precios, desde el sector aseguran que se debe incrementar el porcentaje que utilizan las refinadoras para el corte de los combustibles, ya que no solo aumentaría el mercado, sino también se producirían naftas más amigables con el ambiente.

Una de las razones por las cuales el sector se vio seriamente agravado durante la administración nacional anterior es porque más del 70% de las productoras son empresas pymes. Al igual que otras industrias, las pequeñas empresas quedaron envueltas en un mar de deudas por las fuertes devaluaciones y el poco acceso a capital que hubo en los últimos cuatro años.

Fuente:

Publicidad