17 de febrero de 2020 14:30 PM
Imprimir

Dificultades en China están amenazando a la carne vacuna de Paraguay

CompartiremailFacebookTwitterLa crisis sanitaria en China y las políticas aplicadas por el gobierno para regular el precio de la carne han generado “extrema preocupación” entre los proveedores de carne vacuna del Mercosur, debido a la renegociación de contratos y cancelación de otros que han provocando pérdidas millonarias. El primer golpe que recibieron las industrias fue a finales de […]

La crisis sanitaria en China y las políticas aplicadas por el gobierno para regular el precio de la carne han generado “extrema preocupación” entre los proveedores de carne vacuna del Mercosur, debido a la renegociación de contratos y cancelación de otros que han provocando pérdidas millonarias.

El primer golpe que recibieron las industrias fue a finales de diciembre cuando los importadores asiáticos comenzaron con retrasos de pagos y renegociaciones de contenedores que estaban en viaje o habían arribado al puerto. El segundo fue un poco más tarde cuando surgió el coronavirus, que tuvo efecto inmediato en el consumo, estimado en un 40% menor, y en el movimiento de cargas en puertos asiáticos y escasez de contenedores.

Las plantas frigoríficas de Brasil sufrieron pérdidas económicas importantes pero no están cuantificadas al momento. En Uruguay rondan los US$ 50 a US$ 60 millones, mientras que Argentina dejó de ingresar aproximadamente US$ 450 millones en enero, según proyectó el consorcio ABC.

Daniel De Mattos, gerente de Frigorífico BPU de Uruguay, que pertenece a la compañía japonesa NH Foods, expresó a Radio Durazno de ese país que “existe un grado de incertidumbre en torno a China que nos hace tomar medidas hacia adelante con mucha cautela”.

China es un mercado “preponderante” para Uruguay y la región, dado que compra la enorme mayoría de la proteína animal que se transa en el mundo. “No se puede escapar a ese mercado y ha estabilizado un nuevo balance en el comercio mundial de proteína, somos China dependientes”, sumó.

Con respecto a la crisis en China y perspectivas de corto plazo, el Ejecutivo continuó explicando que recién están comenzando a ver “tímidamente algún pago” de los envíos renegociados en diciembre, mientras que para los nuevos contratos “no se han recibido los adelantos”.

En busca de otras opciones para colocar la producción, comentó que “los mercados alternativos como Rusia, Estados Unidos o Europa no están validando los precios”. Y afirmó: “Volvemos a las realidades anteriores al boom de China como comprador de carne”.

Ya países como Brasil y Argentina están poniendo foco en mercados alternativos que impactan directo en el comportamiento de las exportaciones de carne de Paraguay, es el caso de Rusia, Chile o Israel. El mejor futuro para la venta paraguaya pasa porque China logre una rápida recuperación.

En ese sentido, el Gerente de BPU afirmó que “la persona que diga que la situación se arregla la semana que viene o dentro de seis meses no sabe de qué habla, porque en el mercado asiático reina una incertidumbre brutal”.

El Agro.

Fuente:

Publicidad