2 de diciembre de 2009 07:26 AM
Imprimir

Uruguay   –    Críticas de tamberos a industriales por la no fijación de un escenario de precios

"Ni siquiera, fijan un escenario de valores que permita planificar inversiones", manifestaron en las últimas horas desde las gremiales vinculadas a la producción lechera, molestos con la industria láctea, considerando además que no están trasladando la mejora de los precios internacionales.

La Cámara Uruguaya de Productores de Leche (CUPL) consideró que al no existir una competencia entre las industrias lácteas por captar más leche, las empresas no tienen interés en pagar mejor las remisiones y reflejar las subas de los precios internacionales que se están registrando.
Horacio Leániz, presidente de la gremial, sostuvo que “el concepto de la Cámara y las demás gremiales, es que el precio se produce en función de la competencia y en este momento no hay competencia por la leche. La industria, no está demostrando una necesidad de mayor volumen y a su vez, hay empresas que tuvieron problemas severos de pago”.
A modo de ejemplo, el vocero recordó que Ecolat bajó su volumen de captación de leche y además, se cerró la empresa La Josefina, que demandaba entre 50.000 y 60.000 litros, dejando “un agujero” de U$S 700.000.
Acotó que “parte de esa leche que Ecolat dejó de captar fue absorbida por Pili S.A. y muchos tamberos se la remitieron sin ni siquiera negociar precio, para no perder la producción”, explicó el entrevistado.
Los productores, además de demandar una mayor recuperación del valor de la leche que remiten, consideran vital que “se fije un escenario de precios”. En tal sentido, Martín Lindholm, presidente de la Intergremial de Productores de Leche (IPL), aseguró a El País que en los predios “no se puede invertir sin un claro escenario de precios, ni en base a reliquidaciones”.
Para el presidente de la IPL, las industrias “están actuando como bloque y mejoran los precios de la leche hasta cierto punto”. Como prueba, argumenta que “las empresas que no son cooperativa mejoraron los valores hasta igualar el de Conaprole, pero no más allá. Hasta que no venga un actor importante al mercado a captar leche, van a seguir actuando en forma monopólica”, denunció.
Por otro lado, Leániz también reconoció que las empresas lácteas no están vendiendo a los mejores mercados y enfrentan trabas al vender a los destinos donde Uruguay tiene ventajas arancelarias frente a otros productores y exportadores, perdiéndose varios negocios. Contrariamente, las operaciones comerciales se centraron en mercados marginales, como los africanos, donde se volcaron volúmenes pequeños, lo que encarece los costos de exportación.
“De ser esto sistemático, para adelante, es probable que demoremos en recibir esa mejora de los precios internacionales, porque en los mercados hacia los que estamos vendiendo, competimos directamente con el mundo exportador de lácteos. No da la impresión de que la industria esté cómoda exportando”, agregó.
Sin embargo, Lindholm fue más duro. “Los productores no nos metemos en las cuentas de la industria, si venden mal no es nuestro problema. Nosotros queremos recuperar parte del dinero que perdimos”.
Según la visión de la Cámara Uruguaya de Productores de Leche, las empresas lácteas van a tener que “empezar a mejorar sensiblemente los precios, cuando pase la remisión de primavera y cuando Dulei –empresa de capitales estadounidenses–, a través de su nuevo emprendimiento, comience a captar leche dentro de unos 4 meses”. Su ingreso generará ‘una movida’ en el mercado que provocará competencia. Hoy la industria no tiene interés por pagar mejor la leche”.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *