19 de febrero de 2020 14:23 PM
Imprimir

España : La Aesan reforzará el control de la venta de alimentos por Internet

El Gobierno tiene previsto reforzar a través de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (Aesan) el control de los alimentos vendidos por Internet, un canal todavía minoritario -se calcula que representa en torno al 1,5-2 % de las ventas- pero que crece con fuerza en España.

Así lo ha avanzado la subdirectora general de coordinación de alertas de la Aesan, Paloma Cervera, quien ha explicado que en marzo presentarán a las comunidades autónomas “un procedimiento para la toma de muestras” de comida comercializada vía “online” y que se sumará a los procesos que ya aplican.

Cervera ha realizado estas declaraciones en un congreso organizado por la Asociación de Empresas de Gran Consumo (Aecoc), patronal que agrupa a un sector preocupado por la creciente percepción ciudadana de que los alimentos contienen sustancias dañinas pese a que los niveles de seguridad alimentaria son los más altos de la historia.

La responsable de Aesan ha defendido el sistema de control español y ha citado como ejemplo el cierre la semana pasada de una empresa ilegal que fabricaba pizzas desde Aragón y las vendía por todo el país a través de Internet, tras comprobar que no disponía de la documentación exigida para garantizar que su producto cumplía los requisitos.

venta alimentos

Una clienta hace la compra por Internet. Foto cedida por Eroski. USO EDITORIAL

En este sentido ha destacado la cada vez más “estrecha” colaboración de la Aesan con la Guardia Civil y la Policía Nacional, y ha recordado el caso de contaminación por consumo de carne mechada de la empresa Magrudis en verano, cuando mantuvieron con los agentes una comunicación diaria.

Sobre este caso, tanto Cervera como la vocal de la Aesan, Ana Casals, han considerado que la alerta por listeriosis funcionó al frenar el consumo de este producto, aunque han admitido “fallos” a nivel de comunicación, por lo que desde el organismo ya trabajan en cómo mejorar su estrategia a la hora de trasladar a la población este tipo de riesgos.

Ambas también han aludido al momento de indefinición que vive la Aesan tras el cambio de Gobierno, que ha optado por crear un organismo de coordinación en el que participan los ministerios de Agricultura, Sanidad y Consumo.

“Sea lo que sea, acabemos donde acabemos, seguiremos funcionando como hasta ahora”, ha defendido Casals.

En su opinión, un ejemplo claro de “mala percepción” en el consumidor es el glifosato, un pesticida visto como perjudicial para la salud pese a que los estudios apuntan que “no tiene riesgo”.

Contra las ideas “preconcebidas”

La Aesan tiene entre sus planes a corto plazo analizar en breve los complementos alimenticios, ya que la legislación a nivel europeo “no está lo suficientemente armonizada”, y espera realizar el primer simulacro nacional de alerta por seguridad alimentaria en el segundo semestre de este 2020.

Casals ha incidido en que el mundo necesita producir más comida ante el esperado incremento de población, pero de forma sostenible, saludable y sin renunciar a la seguridad de los alimentos, un desafío en el que la innovación y la tecnología serán claves.

Desde la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA en sus siglas en inglés), su portavoz María Tejero ha resaltado la existencia de ideas “preconcebidas” sobre el consumidor medio que no son reales, según los datos que se desprenden del Eurobarómetro.

El consumidor no se preocupa tanto por temas nutricionales o medioambientales, sino que sigue priorizando el coste y el origen, de acuerdo con este estudio, que también revela que es la televisión -y no las redes sociales- su principal canal de comunicación y que los científicos siguen despertando más confianza que blogueros e “influencers”.

Además, Tejero ha abogado por comunicar las alertas de forma “sencilla pero sin ser simplista”, y ha insistido en la dificultad de informar a la población sin generar alarmas innecesarias.

Fuente: EFE

Publicidad