21 de febrero de 2020 22:49 PM
Imprimir

Conozca 10 defectos hereditarios en el ganado bovino

Los vacunos pueden transmitir genes que pueden derivar en anomalías que pueden afectar su rendimiento. Si bien pocas han llegado a constituir un problema serio, en algunas razas han revestido tanta importancia que obligan a descartar numerosos ejemplares.

Las biotecnologías reproductivas como la inseminación artificial, la transferencia de embriones o la fecundación in vitro han sido útiles para aislar los genes defectuosos y lograr la eliminación de estas anomalías en las siguientes generaciones.

Sin embargo, cuando no se toman las medidas necesarias, también pueden hacer que aumente la probabilidad de que se expresen genes recesivos y aparezcan las enfermedades.

Para evitar la propagación de estas enfermedades, los ganaderos deben informar sobre los terneros defectuosos en lugar de ocultarlos y difundir esta información a través de los profesionales, las centrales genéticas y las asociaciones ganaderas.

A continuación, presentamos algunos ejemplos de enfermedades hereditarias o congénitas que pueden afectar al ganado vacuno, varias de las cuales se han presentado en nuestro país:

Acondroplasia

También se conoce como síndrome del bulldog, por la similitud de la cría con un ejemplar de esta raza canina. Es una condición hereditaria que presenta malformaciones de nacimiento en su organismo, cabeza, órganos internos y articulaciones.

Este carácter se hereda como una dominancia incompleta. El individuo homocigoto suele ser abortado a los 6-8 meses de gestación, y presenta un cráneo comprimido, la trompa dividida por surcos, y la mandíbula superior corta dando una apariencia facial de “bulldog”.

En Colombia, se presentaron 2 casos en menos de 10 días de 2011 en Cómbita y Tunja en Boyacá, reportados por la Clínica Veterinaria de la Universidad Pedagógica y Tecnológica de Colombia (UPTC).

Hipertrofia muscular

La HM hereditaria es un síndrome descrito en la especie bovina cuya característica más sobresaliente es el un incremento generalizado de la masa muscular del animal. A nivel macroscópico, se advierte además una reducción muy marcada del tamaño de los órganos.

Este fenómeno ha sido descrito en varias razas, siendo la más reconocida la Belgian Blue, así como españolas (Asturiana de los Valle), italianas (Piamontesa) o francesas (Charolais, Limousine). Si bien los ejemplares producen más músculo, su fortaleza general se ve reducida.

El gen de la miostatina (MSTN) o GDF-8 suprime la producción de miostatina, una proteína que normalmente inhibe el crecimiento muscular después de un cierto punto de desarrollo. Además del aumento exagerado de fibra muscular, los aplomos se hacen defectuosos.

La doble musculatura técnicamente no es un rasgo letal o subletal, a pesar que un gran porcentaje de terneros se pierden en partos distócicos. La principal desventaja de emplear hembras con este defecto, reside en la baja eficiencia reproductiva.

Pie de mula

El sindactilismo o pie de mula consiste en la fusión o falta de división de los dedos funcionales. Es uno de los defectos genéticos más comunes de la raza Holstein en Estados Unidos, donde fue encontrada por primera vez en 1949. También aparece en otras razas.

Se produce por un gen recesivo simple con penetración incompleta y variados grados de expresividad, lo que significa que más de un solo factor puede hacer que se manifieste en diferentes grados.

Puede afectar las 4 pezuñas pero con más frecuencia las anteriores o las derechas, por lo que si se presenta en una sola pezuña, la afectada será la anterior derecha. Además de adoptar la apariencia de una pata de mula, causa cojeras, dolor y bajas resistencia a las temperaturas.

Criptorquidismo

Cuando hay una falla en el normal descenso de los testículos, puede deberse a un problema hereditario controlado generalmente por un gen recesivo. Cuando son criptorquídeos bilaterales, son estériles. El problema ocurre cuando son monorquídeos, pues con uno solo testículo pueden procrear transmitir el problema a su descendencia.

Hipoplasia testicular

Esta implica un desarrollo incompleto de las capas germinativas de los túbulos seminíferos y uno o ambos testículos pueden tener un peso y volumen menor al normal. El síntoma primario es fertilidad marcadamente reducida desde el principio.

Según Bavera, se ha encontrado una forma hereditaria ligada con hipoplasia ovárica en hembras y el excesivo aislamiento escrotal en toros muy gordos puede llevar a hipoplasia testicular. Dadas sus implicaciones genéticas, lo más recomendable es castrar al animal.

Enanismo

Es un defecto en el ganado que los resultados en los animales que son pequeños y, a menudo, tienen deformidades estructurales, siendo mortal para terneros afectados en algunos casos. Ocurre cuando el ternero recibe genes mutados de uno o ambos padres.

En la década de 1930 surgió en la raza Hereford una variante de corta talla y aspecto macizo conocida como “Comprest”. Su explotación implicaba serios problemas, como bajo peso al destete, crecimiento lento y producción de ejemplares enanos cuando se reproducían entre sí.

Años después apareció en las razas Hereford y Aberdeen Angus, así como en otras, un tipo de enanismo de carácter recesivo, que se conoció como “Snorter”. El único recurso para el ganadero es emplear animales con pedigrí garantizado, cuyos antepasados no hayan reportado ningún caso.

Los genes específicos implicados son diferentes en las diferentes razas de ganado. También puede ser causado por factores ambientales como el virus de la diarrea, las toxinas de hongos y venenos vegetales.

Freemartin

El experto argentino advirtió que la hembra con el síndrome de Freemartin no es estrictamente un defecto genético, sino adquirido en el útero materno. Se trata de una hembra estéril nacida como hermana melliza de un ternero macho.

Esto produce un desarrollo anormal del tracto genital de la hembra es el resultado de la conexión entre los dos fetos en el útero. Aproximadamente el 90% de las hembras que son mellizas con un macho son ‘freemartins’.

Agenesia anal

La ausencia del ano se manifiesta clínicamente por la ausencia de heces y el desarrollo gradual de distención abdominal. Se evidencia una leve depresión que indica dónde estaría el esfínter anal y algunos terneros muestran un abultamiento blando por la presión de las haces acumuladas.

En 2012, el MVZ Andrés Felipe Salazar León reportó un caso de una cría Brahman x Angus en Cimitarra (Santander). Luego de practicarle un procedimiento para abrir el esfínter, el ejemplar mamó de la ubre de su madre (que no había hecho hasta ese entonces) y defecó normalmente.

Temperamento

Algunos bovinos pueden manifestar un temperamento que dificulta su manejo y que puede constituir un rasgo hereditario. Todas las razas cuentan excepcionalmente con animales indóciles, pero abundan más en los cebúes, cebuinas y cruzas cebú.

Prolapso de prepucio

En machos de prepucio largo se encontró una mayor incidencia de prolapso de los mismos. La heredabilidad de esta característica es alta (0,45), por lo cual se deben descartar los toros así como su descendencia, sin intervenirlos quirúrgicamente.

Publicidad