25 de febrero de 2020 10:39 AM
Imprimir

Las exportaciones de carne a China se derrumbaron 30% en enero por el coronavirus y un conflicto con importadores

A la reducción en las líneas de crédito para importadores chinos se sumó el impacto de la emergencia sanitaria en China. Los exportadores analizan nuevos destinos para sus embarques

En enero las exportaciones de carne bovina a China cayeron a 34.415 toneladas, un 30% menos que en diciembre último. Los envíos al país asiático se vieron afectados por el impacto que tuvo sobre el comercio global el brote de Coronavirus pero también por un conflicto con importadores chinos limitó la actividad.

Los datos del Consorcio de Exportadores de Carnes Argentinas ABC, que agrupa frigoríficos locales, muestran que en el primer mes del año los embarques se desplomaron en comparación con las 44.878 toneladas de diciembre último, aunque todavía están 36% por encima de las 22.946 toneladas de enero de 2019 según detalla la agencia Reuters.

A fines de 2019 el Gobierno chino limitó el crédito disponible para las importaciones de carne argentina y habilitó otros canales de ingreso del producto con el objetivo de reducir precios, lo que derivó en cancelación de pedidos. A esa situación, que obligó a renegociar contratos, se sumaron los problemas de embarque como resultado de la epidemia de coronavirus que tiene epicentro en China.

 Esta situación con los clientes determina que tengamos que renegociar, volver a pactar precios, volver a establecer cuándo esa mercadería va a llegar a China (Ravettino)

El gigante asiático concentra el 75% de las exportaciones argentinas de carne bovina deshuesada, según datos oficiales. El movimiento representó el año pasado 408.500 toneladas.

“El mercado está absolutamente alterado”, dijo a Reuters Mario Ravettino, presidente del Consorcio de Exportadores de Carne. “Esta situación con los clientes determina que tengamos que renegociar, volver a pactar precios, volver a establecer cuándo esa mercadería va a llegar a China”, señaló.

En tanto, el brote de coronavirus que estalló en China y que hasta el momento provocó la muerte de más de 2.200 personas causó serias dificultades logísticas en los puertos chinos, agravando la caída en los embarques desde Argentina. Las medidas de cuarentena reducen la cantidad de trabajadores en los puertos asiáticos, lo que vuelve imposible desembarcar contenedores.

Trabajadores con mascarillas en un puerto en Qingdao, China, 11 febrero 2020. China Daily vía REUTERS
Trabajadores con mascarillas en un puerto en Qingdao, China, 11 febrero 2020. China Daily vía REUTERS

“Si bien nosotros sabemos que China necesita proteína animal y valora nuestro producto, no sabemos el tiempo que va a durar este problema. No sabemos si van a ser dos meses, si van a ser cuatro meses, si van a ser seis meses”, agregó Ravettino.

Después de un crecimiento del 106% de las ventas de carne bovina a China en 2019, la Cámara de la Industria y el Comercio de Carnes de la República Argentina (Ciccra) ya había alertado sobre los problemas logísticos que generó la empidemia en el país asiático, así como por la disputa comercial. A pesar de los números récord, había complicaciones como el recorte del crédito, lo que derivó en una baja de entre 30% y 40% en los precios de compra que se abonaron hasta septiembre pasado.

“Está causando serios problemas de cobro porque hay compañías que han exportado pero no se les paga”, había dicho Miguel Schiariti, presidente de Ciccra.

 El coronavirus está causando serios problemas de cobro porque hay compañías que han exportado pero no se les paga

No sólo los exportadores argentinos sufren por los problemas de China. Brasil, Argentina y Uruguay representan casi el 70% de las importaciones de carne de res de China, según datos de la productora de carne Minerva, que tiene operaciones en los tres países. Las trabas a los embarques afectan a las producciones de los tres países por igual.

Productores de toda la región comenzaron a desviar los envíos de Shanghái a otros puertos en China o Hong Kong. Los productores de carne argentinos, en tanto, están buscando compradores alternativos, como Rusia, aunque esos mercados no pagarán el mismo precio.

El último informe de Ciccra reflejó que durante 2019 las exportaciones de carne vacuna argentinas aumentaron 50,4% en la comparación interanual. Estas cifras representan el mayor volumen exportado de los últimos 50 años. Con ese nivel de exportación durante el año pasado, se alcanzó una facturación total de USD 3.104,5 millones.

Fuente: Infobae

Publicidad