26 de febrero de 2020 09:54 AM
Imprimir

Defienden el papel que tiene la producción de carne a la hora de lograr un mundo más sostenible

Según una investigadora de la Universidad de Wageningen

Louise Fresco, presidenta del comité ejecutivo de Investigación en la Universidad de Wageningen, profesora en esta Universidad y miembro de la Real Academia Holandesa de Artes y Ciencias, ha ofrecido una conferencia ante el prestigioso City Food Lecture de Londres en la que ha mostrado que consumir carne formará parte de un sistema alimentario sostenible, pese al auge de las dietas flexitarianas y otras que reducen el consumo de este alimento.

Para Fresco, “está claro que la producción animal tiene un impacto en el medio ambiente y la sensación de que de alguna manera la producción animal es peligrosa se está imponiendo”, dijo. Sin embargo, agregó que “no podemos resolver los problemas alimentarios del futuro sin tener en cuenta todo el tema de cómo vamos a proveer al mundo con proteínas animales”.

“Incluso si eliminamos a todos los animales destinados a la producción de carne, los animales salvajes se apoderarían de esa tierra, que tendría su propia huella de carbono. Así el debate anti-carne no es sencillo“, aseguró.

Fresco argumentó que “una gran proporción de la superficie del mundo es demasiado seca, demasiado caliente, demasiado fría, pedregosa o no permite otra cosa que no sea el pastoreo de animales. Y los animales convierten de plantas no comestibles en alimentos con un gran valor nutricional“.

La investigadora de la Universidad de Wageningen aseguró que la carne, al ser un alimento rico en nutrientes, va a ser cada vez más vital conforme las poblaciones envejezcan ya que “nos da cantidades concentradas de nutrientes. En particular es una fuente buena de hierro“.

Respecto a las proteínas vegetales que buscan imitar a las cárnicas a través de productos que buscan imitar a los cárnicos, Fresco identificó una serie de problemas ya que “son todas ultraprocesados. Entonces, desde un punto de vista nutricional, no son la mejor solución”, señaló.

Sobre los insectos, Fresco aseguró que se trata de una materia prima que necesita también de una gran cantidad de energía para su cría, lo que supone también problemas por los gases de efecto invernaero, y la seguridad alimentaria del producto final también podría ser un problema.

En cuanto a la carne obtenida del cultivo de células en laboratorio, Fresco aseguró que hoy en día es muy cara para ser una alternativa real. 

Para finalizar, Fresco concluyó que “la supresión de la carne y los animales por completo sería una mala elección de una salud y el punto de vista ambiental. Pero debemos asegurarnos de producir carne de la manera más sostenible … la carne es parte de un mundo sostenible: la mejor manera de usar la tierra; la mejor manera de alimentarnos a nosotros mismos“.

Fuente: Eurocarne

Publicidad