26 de febrero de 2020 10:51 AM
Imprimir

Los indicadores del negocio de carne porcina pintan bien

El margen bruto sigue por encima del promedio 2012-18 y la relación con el pollo y la carne vacuna es favorable

espués de un 2018 muy difícil, el sector porcino consolida la recuperación que comenzó el año pasado. “Los precios del capón, tanto promedio como máximo, continuaron con la suba sostenida, que se inició en la mitad de 2019, durante enero de 2020”, destaca en un informe el consultor Juan Luis Uccelli, experto en el negocio porcino.

Más allá de esta recuperación, el precio del capón todavía sigue por debajo del promedio que se logró entre 2012 y 2018, y continúa siendo uno de los valores más bajos a nivel global.

El margen bruto, en cambio, oscila cerca del 25% y por encima de la media de 2012-2018 que fue del 20%. “Después de un año 2018 muy complicado, el sector porcino a retomado el crecimiento y se mantiene como una de las actividades agroindustriales con mejor margen bruto del país”, destacó Uccelli.

Hay dos puntos importantes que también son favorables para el negocio porcino. La comparación entre el valor del asado y el pechito de cerdo se mantiene con una diferencia del 20% a favor del corte vacuno. “En la medida que esta diferencia disminuye se ralentiza la venta al público”, recordó el consultor.

La relación con el pollo es el otro tema importante. A diferencia de la comparación con el asado, que cuando aumenta favorece al cerdo, con los cortes avícolas lo más conveniente para los productores porcinos es que el precio de sus productos esté lo más cerca posible de la pechuga, la pata y el muslo. En este momento, la carne de cerdo es la segunda más barata.

La conclusión de Uccelli es que los precios no variaron en forma significativa respecto de 2019 y que la comparación con las otras carnes complementarias es interesante para el desarrollo del consumo de la carne fresca porcina.

Publicidad