26 de febrero de 2020 21:27 PM
Imprimir

Coronavirus: 100 millones de pollos sacrificados en China

CompartiremailFacebookTwitterHasta 100 millones de pollos han sido sacrificados en China debido a las restricciones al movimiento de personas que se han impuesto debido al Coronavirus. Las granjas avícolas de la región de Wuhan, origen de la enfermedad, tienen problemas de abastecimiento de alimento para sus pollos, lo que está llevando a sacrificarlos. Según informa Financial Times, las autoridades están supliendo por ahora la […]

Hasta 100 millones de pollos han sido sacrificados en China debido a las restricciones al movimiento de personas que se han impuesto debido al Coronavirus. Las granjas avícolas de la región de Wuhan, origen de la enfermedad, tienen problemas de abastecimiento de alimento para sus pollos, lo que está llevando a sacrificarlos. Según informa Financial Times, las autoridades están supliendo por ahora la carencia que se produce en el mercado importando aves vivas desde Estados Unidos.

El problema se ha originado porque cientos de camiones, entre ellos los que transportan los alimentos para los pollos de la región, se han quedado en carretera sin poder pasar los controles establecidos, o lo han hecho tarde tras superar muchos trámites. Los pollos no tienen alimento y o bien mueren o bien se sacrifican cuando se estima que no van a tener a tiempo el alimento que permita luego comercializarlos.

Se espera que el problema crezca aún más cuando, en dos semanas, se acaben también los suministros almacenados en los centros de producción de alimentos ubicados dentro de la propia región de Wuhan. 

Aunque en esa región sólo se genera el 1 % de la producción aviar del país, dadas las magnitudes (3.900 millones de pollos sacrificados anualmente en China) el problema comienza a ser muy serio. Sobre todo porque se ve agravado por las consecuencias, en forma de carestía creciente en el futuro al sacrificar ahora polluelos jóvenes; problemas económicos para los productores; y, sobre todo, que se incrementa la falta de proteína animal en el mercado después del sacrificio de cerdos de los últimos meses debido a la peste porcina.

Fuente:

Publicidad