27 de febrero de 2020 18:49 PM
Imprimir

ALGUNAS APLICACIONES QUE ACERCAN A LOS PEQUEÑOS PRODUCTORES AGRÍCOLAS A LAS CIUDADES

Las plataformas tecnológicas han ayudado a conectar directamente a los productores con los consumidores finales en las grandes ciudades

Algunos de los problemas más recurrentes a los que se enfrentan los pequeños productores agrícolas son la fluctuación de precios, que depende de variables ajenas a ellos y son fuente de incertidumbre e inestabilidad, además de las dificultades para transportar los productos hacia las ciudades oportunamente.

Por eso, con el fin de reducir las brechas entre el campo y las grandes zonas urbanas han surgido algunas empresas y plataformas que, a través de desarrollos tecnológicos, buscan conectar de manera directa los productos agrícolas con los consumidores finales en las ciudades, reduciendo varios pasos en la cadena de intermediación.

Al respecto Fabián Gómez, fundador de Frubana, una de esas plataformas tecnológicas, afirma que “conectar el campo y la ciudad ayuda a alinear la oferta y la demanda, tener menos desperdicios y precios más estables. Asimismo, los agricultores tienen mayor certeza de las cantidades y precios de lo que van a vender, lo que no ocurre en los mercados tradicionales”, agregó Gómez.

Algunos de los beneficios que ofrecen estas aplicaciones a los productores son la inclusión en el sistema financiero, el pronto pago, la garantía de que efectivamente venderán lo que cosechan y unos ingresos más estables y favorables, que mejoran su calidad de vida.

LOS CONTRASTES

  • FABIÁN GÓMEZFUNDADOR DE FRUBANANuestra cifra de desperdicio de frutas y verduras es de 4% a 5%, en comparación con el 58% que actualmente desperdicia esta industria

Frubana: data predictiva para oferta y demanda

Frubana, a través de un software propio de machine learning, busca predecir la oferta y la demanda de cada fruta y verdura en las ciudades en las que operan, en tres países. Esa data recopilada la comparten con los productores para ayudarlos a conocer de antemano las necesidades de los mercados urbanos, para reducir la cantidad de productos que no serán consumidos. Así, Frubana compra únicamente los productos que necesitan, con lo que no mantienen inventario y reducen las mermas.

Mucho: venta de productos de zonas de difícil acceso

Mucho es una aplicación que, a través de la venta de mercados y recetas a hogares, por un lado, y a restaurantes, por el otro, busca promover el consumo de productos que se pierden en algunas regiones del país por dificultades en el transporte. La plataforma trabaja únicamente con productos frescos cosechados por campesinos que puedan certificar que sus prácticas son sostenibles. Además Mucho, a pesar de ser un intermediario, busca reducir la cadena, y garantiza a los campesinos un precio fijo y pronto pago.

Comproagro: venta directa de campesino a consumidor

Comproagro es una página web que existe desde 2014, y que funciona como un marketplace en el que los agricultores se registran, publican la información de sus productos y se hacen visibles. La idea de esta plataforma es eliminar buena parte de la cadena de intermediación, promoviendo la comercialización directa entre los campesinos y los compradores de sus productos finales. Esa reducción en la cantidad de intermediarios mejora los ingresos y la calidad de vida de los pequeños agricultores.

Fuente:

Publicidad