27 de febrero de 2020 19:02 PM
Imprimir

Apps de nutrición, ¿realmente te ayudan a comer más sano?

Entre Yuka, MyRealFood y El CoCo, millones de personas van a la compra con estas aplicaciones descargadas y listas para escanear las etiquetas de sus alimentos. ¿La excusa? Hacer una cesta de la compra más saludable. Pero, ¿consiguen su objetivo?

Hora de confesar: no preocupa nuestra alimentación, pero leer las etiquetas de los productos que acaban en nuestro carrito de la compra nos sigue dando pereza (cuando, directamente, lo intentamos y no logramos entender nada). Para socorrernos en esta tarea y llevarnos a casa comida nutritiva y no un desastre alimentario han aparecido aplicaciones gratuitas de móvil como Yuka, MyRealFood y El CoCo que traducen estas etiquetas a un mensaje sencillo y colorido que todos podemos entender. ¿Pero realmente ayudan a que lo más sano del híper acabe en nuestra nevera? 

Pues depende. Es decir, aunque todas parecen iguales, no es lo mismo descargarse y usar Yuka (que acumula 5 millones de descargas en Google Play) que El CoCo. El quid de la cuestión es que antes de elegir entre una u otra debemos tener en cuenta los criterios que utiliza cada una de ellas para clasificar los alimentos… y aquí hay que decir que la cosa se complica bastante porque algunas emplean criterios que no son, precisamente, los más adecuados. 

D.R.

“Lo ideal es que escojamos aquella app que tenga criterios basados en la evidencia científica y que tengamos siempre presente que estas aplicaciones, por otro lado, nunca van a sustituir a nuestra educación nutricional. Es decir, no hay un sistema tan sencillo que nos permita hacer elecciones super rápidas, vamos a tener que tener ciertos conocimientos de nutrición si de verdad queremos elegir bien lo que comemos”, explica Beatriz Robles, tecnóloga de alimentos, dietista-nutricionista y docente en la Universidad Isabel I.

Beatriz Robles sabe bien de lo que habla porque ha formado parte del equipo de expertos en nutrición que ha analizado recientemente para el grupo Eroski las apps de nutrición más descargadas. Ahora mismo hay tres que son las que más alimentos escanean de España: Yuka, ElCoCo y MyRealFood. Y no todas son iguales. 

Yuka, la opción más cuestionada

Tanto Yuka como MyRealFood poseen unos criterios de valoración de los productos que no están tan basados en la evidencia científica como deberían. Por ejemplo, la nota final que Yuka pone a un alimento está formada en un 60% por la calidad nutricional del mismo, pero también le otorga un 10% positivo (o resta un 10%) al hecho de que el alimento sea ecológico o no y otro 30% a la presencia de ciertos aditivos porque clasifica a estas sustancias como inocuas o a evitar. Y los expertos en nutrición no están muy de acuerdo con estos dos últimos porcentajes.

D.R.

“Lo que sabemos es que los alimentos ecológicos, nutricionalmente, no son mejores. Y por otro lado la presencia de aditivos no es una amenaza”, asegura Beatriz Robles. Todos los aditivos que acompañan a los productos que podemos consumir en Europa están evaluados por la autoridad europea de seguridad alimentaria que, además, es la que autoriza en qué alimentos y en qué dosis se pueden emplear. Pues bien, cuando chequeamos los criterios que usa Yuka para afirmar que hay aditivos que debemos evitar habla de esa autoridad europea, pero también de estudios independientes, y no especifica cuáles son. “Los criterios deben de ser públicos. A cualquiera de estas app hay que pedirles que tengan criterios de clasificación públicos, validados y basados en la evidencia científica. Si dices que te apoyas en estudios independientes y no dices cuáles son, así no hay manera de valorar su calidad. Porque no puede considerarse igual lo que dice la máxima autoridad en seguridad alimentaria de Europa que un estudio pequeño que se ha hecho con ratones y que hasta puede tener incluso fallos metodológicos”, asegura Beatriz Robles. 

Por su parte a MyRealFood (que ya se han descargado 500.000 personas) le sucede algo parecido, también califica con un punto los aditivos que considera inocuos y un punto de otro color si son controvertidos. Y volvemos a lo mismo, no hay aditivos controvertidos. Si lo fueran, no estarían autorizados.

Y la mejor opción (de momento) es…

No todas las aplicaciones son iguales y, a veces, las menos descargadas son las más útiles. Ese es el caso de El CoCo, que con solo 100.000 descargas se ha ganado el corazón de los expertos en nutrición. “El CoCo valora, por el momento, en función a dos criterios que sí están validados que son Nutri-Score (para evaluar la calidad nutricional del alimento a partir de sus nutrientes y micronutrientes) y el sistema NOVA (para evaluar su grado de procesamiento, a más procesado, en principio, menos saludable). Es decir, nos informa de la calidad nutricional y nos dice el nivel de procesamiento en base a unos criterios probados y públicos”, asegura la experta. 

Además de informarnos de nutrientes y procesamiento, El CoCo incluye un sistema de advertencias que descuenta un punto a la nota final que otorga al alimento dependiendo de la cantidad de azúcar, sal o grasa que lleve. Si te animas a usarla y quieres sacarle partido, la mejor opción es utilizarla para valorar dos alimentos de una misma categoría: te sorprenderá ver las diferencias entre un yogur de una marca y su compañero de lineal. Pero por muy buena que sea, no te confíes, al final lo que sabes de nutrición saludable es más importante que lo que diga una app. Porque por mucho que Nutri-Score valore el aceite de oliva virgen extra con un prohibitivo rojo chillón, es sanísimo y por mucho que NOVA considere a la leche en brick un producto procesado (que lo es), eso no implica que no sea saludable beberla. A la hora de hacer la compra, la tecnología no puede sustituir a tu sentido común.

Fuente:

Publicidad