29 de febrero de 2020 10:44 AM
Imprimir

Con 33% de retenciones, la soja en Córdoba daría rentabilidad mínima o negativa

Informes de la Bolsa de Cereales local y del Movimiento Crea coinciden en que una suba de los derechos de exportación dejaría un saldo en “rojo” a los planteos en la mayoría de los departamentos

El aumento de retenciones a la soja que el Gobierno nacional tiene previsto aplicar pero que por ahora sigue en stand by, y que implica que la alícuota para la oleaginosa se incremente del 30 por ciento actual al 33 por ciento, dejaría a la mayoría de los departamentos de Córdoba con rentabilidad mínima o negativa.

En este análisis coinciden dos informes elaborados por entidades agroindustriales: la Bolsa de Cereales de Córdoba y los Consorcios Regionales de Experimentación Agrícola (Crea).

Según las estimaciones del Departamento de Economía de la entidad bursátil provincial, este aumento de los derechos de exportación haría caer la rentabilidad sobre el capital invertido, para un planteo de soja de primera, del 3,5 por ciento (con retención del 30 por ciento) al 0,5 por ciento (con la nueva alícuota).

Pero este es el promedio ponderado para toda la provincia: cuando se desagrega por departamento, 11 de las 16 regiones donde se cultiva soja de manera extensiva quedarían en rojo. Es el doble de las seis que estaban en esa situación hasta ahora.

De norte a sur, los que quedarían con rentabilidad negativa son Río Seco, Tulumba, Totoral, Colón, Río Primero, San Justo, Santa María, Río Segundo, Tercero Arriba, Río Cuarto y Marcos Juárez.

Con el esquema vigente del 30 por ciento, sólo Totoral, Colón, Río Primero, Santa María, Río Segundo y Marcos Juárez presentaban este escenario.

Del otro lado, los que mantienen el balance con un leve saldo a favor son Unión, General San Martín, Juárez Celman, Presidente Roque Sáenz Peña y General Roca.

Más significativo aún es que, a la hora de evaluar cómo se distribuirían los ingresos generados por cada hectárea de soja, el cálculo de la Bolsa es que la ganancia del productor sería nula.

[DEX] Seguimos informando sobre los derechos de exportación.
A nivel provincial (#Córdoba), de los ingresos totales que genera la #soja, la ganancia del productor pasaría del 2% al 0% y los impuestos se incrementarían del 34% al 36%.
Leer más: http://bit.ly/32Abno6 

View image on Twitter

De todos modos, lo que ganaba con la alícuota del 30 por ciento tampoco era incentivo para el agricultor: dos por ciento promedio.

El trigo ayuda

En caso de que el productor haya rotado la soja con un trigo como antecesor, la buena campaña que hizo el cereal, acompañada de buenos precios, compensaría el mal resultado de que arrojaría la oleaginosa.

Como promedio para toda la provincia, la Bolsa estima que la rentabilidad de un planteo trigo-soja de segunda caería del 5,2 por ciento al 3,1 por ciento.

De todos modos, la perspectiva analizada por departamento muestra casi el mismo escenario que con una soja de primera: sólo el departamento Marcos Juárez saldría del “rojo”, gracias al trigo.

En cuanto a la distribución de los ingresos, la incidencia del cereal ayudaría a que la campaña cierre con una leve ganancia del uno por ciento para el productor (con 30 por ciento de retenciones, sería dos por ciento).

Inviable

En el caso del trabajo realizado por Crea, parte del índice de viabilidad económica agrícola (Ivea), que mide la relación entre el rinde esperado (toma como base un promedio por departamento de las últimas cinco campañas, según los datos del Ministerio de Agricultura de la Nación) y el rinde de indiferencia (cantidad de quintales necesarios para que el resultado operativo sea igual a cero, previo pago de los impuestos).

La evaluación es para un planteo de soja de primera, en un campo alquilado.

Con un esquema de retenciones del 30 por ciento, el Ivea promedio para Córdoba daba un índice positivo de 2,49. Es decir, el rinde esperado provincial superaba al valor de indiferencia, aunque por escaso margen, lo que significa que prácticamente no se ganaba dinero.

Si se efectiviza el incremento al 33 por ciento, el Ivea pasa a ser negativo (-1,63). Por lo tanto, salvo que se registraran rindes extraordinarios, la soja no llegaría a cubrir los costos en Córdoba.

Como en el caso del estudio de la Bolsa de Cereales, en el segundo escenario aumenta la cantidad de departamentos que quedan con saldo negativo.

Según el relevamiento de Crea, hasta ahora eran nueve los departamentos con Ivea negativo, pero con la suba en los derechos de exportación, pasarían a ser 12 sobre un total de 19 medidos: Colón, Ischilín, Juárez Celman, Río Cuarto, Río Primero, Río Seco, Río Segundo, San Justo, Santa María, Sobremonte, Totoral y Tulumba.

Fuente: AgroVoz

Publicidad