1 de marzo de 2020 10:27 AM
Imprimir

El agro habla de traición y se activa

“Basterra no tiene el poder de decisión que un ministro debería tener”, dice la SRT.

El cierre de los registros de exportación y la prácticamente consumada decisión del Gobierno nacional de elevar a un 33% las retenciones a la venta foránea de soja motivó la reacción del campo.

En paralelo a un informe que brindó, sobre el comportamiento de la siembra de granos en la provincia, el Presidente de la Sociedad Rural de Tucumán (SRT), Sebastián Murga, opinó acerca de cómo impactará aquella medida en una campaña ya golpeada por las inclemencias climáticas.

“El cultivo de granos en la provincia y en la región vino sufriendo el comportamiento del clima desde el inicio de la campaña. Esta situación generó lotes irregulares, que ya presentan disminuciones de rendimiento potencial. Debido a la sequía de diciembre se postergaron las siembras de soja y de maíz en la región, y por ello los rindes futuros ya estarán afectados”, dijo.

Añadió que luego vinieron las lluvias, que en general fueron abundantes para el cultivo, aunque excesivas en algunas zonas. “Esto originó escorrentías y anegamientos en lotes; y las inundaciones afectaron a pobladores rurales. Igualmente las lluvias ayudaron que los cultivos se recuperaran y hoy tengamos una situación en el estado de los cultivos muy mejorada respecto de 30 días atrás”, agregó. Y manifestó su esperanza de que el clima acompañe, para que se pueda lograr, dentro de todo, una cosecha aceptable.

Cuestionamientos

A renglón seguido, Murga se despachó contra las medidas de la Casa Rosada. “Lástima que hoy chocamos con las decisiones equivocadas del Poder Ejecutivo nacional, que afectan muy profundamente el aparato productivo del país con las medidas tomadas al respecto de las exportaciones de granos”, puntualizó el productor.

El dirigente ruralista se pronunció, seguidamente, en duros términos. “La decisión de este Gobierno, de querer aumentar un 3% mas en las retenciones a la exportación de soja, pero, básicamente, del cierre temporario del registro de exportaciones, comete una vez más una traición. Además, sorprende al sector productivo en su buena fe; sobre todo, debido a la convocatoria a una reunión con la Mesa de Enlace, que estaba prevista para el día siguiente de dicha medida”, criticó.

A partir de estas medidas, Murga dejó en claro que el sector no considera al ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, Luis Basterra, como un interlocutor ante el cual puedan formular sus planteos. “Esta traición que sentimos dentro del sector productivo muestra de nuevo que Basterra no tiene el poder de decisión que un ministro debería tener. Desde la SRT afirmamos que resulta necesario que la persona a cargo de ese Ministerio cumpla lo que se conversa, para que no nos suceda lo que pasó y nos sorprendan en la buena fe”, aseveró.

Murga avizoró graves consecuencias a partir de estas medidas. “Lo único que se logrará al sacarle mediante una mayor presión impositiva y aumento en las retenciones al mismo sector, será disminuir la capacidad productiva. Habrá menores inversiones y se afectará todo el movimiento económico y social que trabaja junto al campo, como los pequeños comercios, talleres, gomerías, prestadores de servicios y una infinidad de otros rubros que giran alrededor de la producción agropecuaria”, afirmó.

Sobre esa base, subrayó que no se trata de un problema meramente del campo, sino de la sociedad en su conjunto: “esta medida afecta a todo el entorno que trabaja y se desarrolla junto al campo”.

Finalmente, explicó el móvil de las reacciones del campo. “Con el paro en la comercialización queremos lograr que el Gobierno recapacite, y que los que nos representan -gobernadores, senadores y diputados- tomen consciencia de que no se podrá seguir produciendo con estas decisiones, porque resulta totalmente inviable trabajar de esa forma”, expresó.

Publicidad