2 de marzo de 2020 13:26 PM
Imprimir

La producción avícola en México crecerá un 3% durante 2020

Según las estimaciones hechas por el USDA

El Departamento de Agricultura de Estados Unidos acaba de hacer públicas sus estimaciones, a través de su servicio exterior, sobre la evolución del sector avícola en México durante 2020. Según informan, México podría alcanzar los 3,7 millones de t de producción de carne de pollo en 2020, lo que supondría un 3% más. Desde la Unión Nacional de Productores Avícolas también esperan que este sea el crecimiento.

Factores favorables, como que México mantenga su estado zoosanitario como libre de enfermedades aviares y la adopción de nuevas tecnologías en granjas, permiten a los productores de pollo aumentar la producción. Pero también hay que tener en cuenta que la falta de seguridad en algunas regiones de producción ha alejado la inversión privada y un mayor desarrollo. 

La producción de carne de pollo en México se divide entre un puñado de estados, con Jalisco con un 12%, Veracruz con un 11%, Aguascalientes con un 11%, Querétaro con un 10%, Durango con un 8,6% y Guanajuato con un 6,5%. El estado de Jalisco ha mantenido el liderazgo en la producción gracias a los esfuerzos para preservar su estado zoosanitario y las inversiones en bioseguridad y nuevas tecnologías, que han reducido las tasas de mortalidad animal en las granjas.

En cuanto al consumo, se mantiene la gran brecha entre lo que México produce y los méxicanos consumen, que está cerca de 4,6 millones de toneladas. La carne de pollo sigue siendo la proteína animal preferida para el consumidor mexicano, representando cerca del 60% de la preferencia de carne de los consumidores. De 2014 a 2019, el consumo aumentó en un promedio de 3%, lo que representa 35 kilogramos per cápita en 2019.

Se espera que la tendencia continúe durante 2020 a medida que el consumidor de clase media continúa cambiando de otras fuentes de proteínas animales, como carne de vacuno y cerdo, hacia el pollo. E consumidor mexicano percibe la carne de pollo como una carne saludable. Como resultado, la demanda de productos cárnicos procesados ​​con carne combinada de pollo y carne de pavo ha crecido en todos los sectores de la sociedad. El sector de procesamiento requiere grandes cantidades de pechugas de pollo, cuartos traseros, carne separada mecánicamente y alitas.

México cubre apenas el 80% del consumo de carne de pollo que hacen los mexicanos por lo que está obligado a las importaciones.

Respecto a la exportación, el pronóstico se mantiene en 7.000 destinadas fundamentalmente a países del sudeste asiático, mercados latinoaméricanos y EE:UU. Se espera que en 2020 también vendan en países africanos.

La Secretaría de Agricultura de México está trabajando con productores avícolas en establecimientos de grado de exportación inspeccionados por el gobierno federal (TIF) para lograr las garantías sanitarias para obtener acceso a los mercados de exportación de productos frescos de carne de pollo. Estados Unidos es el principal destino de las exportaciones de aves de corral mexicanas, pero solo si son productos completamente cocidos o listos para comer, que hayan sido sometidos a un tratamiento térmico.

Actualmente, hay 50 establecimientos TIF dedicados principalmente al sacrificio y procesamiento de aves de corral en México. Se distribuyen en 19 estados, con la siguiente distribución: 27 dedicados al sacrificio, corte y deshuesado: 14 dedicados al procesamiento de carne de aves de corral y 9 al procesamiento de huevos y productos de huevo. Potencialmente, estos establecimientos serían elegibles para exportar aves de corral mexicanas, si alcanzan un estado sanitario adecuado.

Actualmente, México reconoce los tres estados de la península de Yucatán (Yucatán, Campeche y Quintana Roo), así como dos estados del norte (Sonora y Sinaloa), libres de enfermedades aviares.

Fuente: Eurocarne

Publicidad