6 de marzo de 2020 20:20 PM
Imprimir

El aumento de las retenciones y una fuerte sequía afecta producción de soja: calculan 2 millones de ton. menos

Así lo proyectó la Bolsa de Comercio de Rosario. Las pérdidas se centralizan en la región núcleo. Panorama complicado para la soja de segunda.

El aumento de las retenciones a la soja llega en un momento muy complicado de la producción. Por un lado, la baja de los precios para la cosecha, y por el otro, la situación climática que se agravó en los últimos 15 días por la falta de precipitaciones en muchos lotes de la zona núcleo, la región productiva más importante de la Argentina.

Este escenario climático adverso, de acuerdo a lo expresado por especialistas de clima de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR), se atribuye a un gran pulso seco que produce un anticiclón instalado sobre Argentina.

El referente climático de la BCR, José Luis Aiello, comentó: “Varias veces mencionamos la aparición de estos fenómenos regionales. El fenómeno está fuertemente instalado y va a ser determinante de la actividad pluvial de marzo. Sí, durante estos días tendremos temperaturas muy altas y lluvias muy escasas”.

Los técnicos de la Bolsa de Rosario precisaron que la falta de precipitaciones provocó un serio desmejoramiento en las condiciones de la soja de primera, incluso en zonas de la franja oeste de la región pampeana que venían en muy buen estado. Por otro lado, manifestaron: “El paso por el último tramo del ciclo de la oleaginosa se hace sin agua y esto afectará el peso de granos. La soja de segunda está muy comprometida y la necesidad de lluvias inminentes son perentorias. En pleno período crítico, los rindes esperados se desmoronan”.

Proyectan una caída de la siembra de soja para la próxima campaña
Proyectan una caída de la siembra de soja para la próxima campaña

Por estas situación, la Bolsa rosarina ajustó ayer a la baja la estimación de cosecha de la oleaginosa en la región núcleo. Se estima una caída de 2 millones de toneladas en relación a lo que se proyectaba hace poco menos de un mes, cuando la estimación se ubicó en 20 millones de toneladas.

“Hace una semana se alertaba por 750 mil hectáreas de soja que estaban regulares a malas, pero con las altas temperaturas de los últimos siete días el deterioro se ha expandido y alcanza ahora a 1,76 millones de hectáreas. En soja de segunda se estiman 680 mil regulares y 255 mil hectáreas en condiciones malas. Ya algunos productores están pastoreando lotes y se calcula que quedarían fuera de cosecha unas 100 mil hectáreas si no llueve en los próximos días, aunque muchos lotes ya tienen daños irreversibles. La de primera también ha quedado afectada, y se estiman ahora 660 mil ha regulares y 165 mil malas”, comentaron desde la BCR.

Perspectivas

A todo esto, para los próximos días, el panorama no es muy alentador. Según Aiello, “recién tendremos oferta de agua en la segunda quincena de marzo. Hace 10 días que no llueve y el impacto es dramático: las sojas de segunda podrían perderse en su totalidad en las áreas más afectadas si no llueve en 10 días”.

Según el experto, el Pacífico se encuentra en un estado de leve calentamiento, podría decirse neutral. Los modelos de pronóstico de IRI-NOAA-USA muestran resultados estadísticos mensuales que señalan un paulatino enfriamiento. “Habría que pensar que hacia julio o agosto podríamos encontrarnos con un nuevo evento de La Niña. Si esto ocurre habría ya que pensar en una campaña gruesa 2020/21 sin el aporte adicional del flujo de humedad del Pacífico. Es una mala noticia para Argentina, de todas maneras hay que seguir cómo evolucionan los indicadores. Cerca del invierno esto se ve más claro”, dijo.

De cara a la próxima campaña de soja, la 2020-2021, esta semana en una jornada a campo organizada por Spraytec, en el distrito santafesino de Roldán, el analista del mercado de granos, Pablo Adreani, proyectó una siembra que tendría una caída de área entre 800.000 y 1.000.000 de hectáreaspor los efectos del aumento de las retenciones, la caída de los precios y el aumento de los costos.

Para Adreani, las principales caídas se registrarán en zonas extra pampeanas, como Salta, Tucumán, Chaco y algunas zonas de Córdoba. Son las zonas más alejadas de los puertos y que atraviesan serios problemas de rentabilidad por la mayor presión impositiva y las complicaciones económicas y financieras del país.

Fuente: Infobae

Publicidad