7 de marzo de 2020 12:52 PM
Imprimir

El brote del coronavirus impacta en los precios mundiales de los alimentos

Según la FAO, bajaron en febrero por primera vez en cuatro meses

Los precios mundiales de los alimentos bajaron en febrero por primera vez en cuatro meses debido a la fuerte caída de los precios de exportación de los aceites vegetales, provocada en parte por el temor de que el brote de coronavirus (COVID-19) frene la demanda mundial.

El índice de precios de los alimentos que elabora la FAO registró un promedio de 180,5 puntos en febrero, es decir, un 1% menos que en enero, pero todavía un 8,1% más que en febrero de 2019. Además de la brusca caída de los precios de exportación de los aceites vegetales, bajan los de la carne y los cereales. Sin embargo, suben los precios de los productos lácteos y el azúcar.

Aceites vegetales

El índice de precios de los aceites vegetales de la FAO fue el que más bajó, con un 10,3% menos respecto a enero. Se situó en un promedio de 158,1 puntos en febrero. Esta “brusca caída” fue liderada por el aceite de palma, el componente que domina el índice.

La FAO indica que “las cotizaciones internacionales del aceite de palma disminuyeron en un 12% desde el último mes a causa de una producción mayor de lo prevista en Malasia, una caída temporal de la demanda de importaciones en la India y el temor a una desaceleración de la demanda mundial a raíz del brote de COVID-19”.

Asimismo, los precios de los aceites de soja, girasol y colza siguieron la tendencia a la baja del aceite de palma por las preocupaciones relacionadas con el COVID-19.

Precios de la carne

El índice de precios de la carne también disminuyó y se situó en febrero en una media de 178,6 puntos, es decir, un 2% menos respecto a enero, lo que representa la segunda disminución mensual tras 11 meses de aumentos moderados.

En febrero, los precios internacionales de la carne de ovino fueron los que más disminuyeron, seguidos por los de la carne de vacuno, principalmente “debido a la reducción de las importaciones por parte de China, como resultado de las demoras en la manipulación de la carga en los puertos, lo cual condujo a su vez a la acumulación de existencias en los principales países exportadores”, explica la organización.

Además, el sacrificio de animales provocado por la sequía en Nueva Zelandia también deprimió las cotizaciones internacionales de la carne de ovino.

Bajan los precios de los cereales

En cuanto a los cereales, el índice se situó en febrero en una media de 167,8 puntos, un 0,9% menos que en enero. En febrero disminuyeron los precios internacionales de todos los cereales principales, con excepción del arroz. “

Los precios del trigo descendieron en general, en parte debido a que los mercados siguen estando bien abastecidos, mientras que los efectos negativos en la demanda provocados por la propagación del coronavirus (COVID-19) también contribuyeron al descenso de los precios”, subraya.

Por el contrario, el índice de la FAO de los productos lácteos registró un promedio de 209,8 puntos en febrero, es decir, un 4,6% más que en enero, lo que representa el cuarto mes consecutivo de aumentos. En febrero, las cotizaciones de los quesos sufrieron un brusco aumento de hasta un 10,6%, vinculado en parte a la reducción de la producción de leche en Australia.

Sin embargo, los precios de la leche en polvo bajaron debido a “una desaceleración de las compras por parte de China, el mayor importador de leche en polvo del mundo, en vista de las demoras en la manipulación de la carga en los puertos, que se vio afectada por la propagación del coronavirus”, indica la FAO.

Por último, el índice de la FAO del azúcar se situó en febrero en una media de 209,7 puntos, es decir, un 4,5% más que en enero. Este aumento “fue consecuencia principalmente de las perspectivas de disminución de la producción en la India, segundo mayor productor de azúcar del mundo, así como en Tailandia, debido a una prolongada sequía”, indica la organización.

Fuente:

Publicidad