7 de marzo de 2020 07:31 AM
Imprimir

El Gobierno dijo 33 y el campo retrucó fuerte con un paro “vale cuatro”

Será desde el lunes al jueves próximos. Ayer Federación Agraria dio libertad de acción a sus afiliados de todo el país.

Fue una semana agitada de principio a fin, que arrancó el domingo cuando el presidente Alberto Fernández insinuó en el Congreso que se elevarían las retenciones a la soja hasta el 33%, tal como se venía amagando desde diciembre pasado.

Así se llegó, el martes, a la reunión entre el ministro de Agricultura, Luis Basterra, con los cuatro presidentes de la Mesa de Enlace, donde se confirmó el incremento de un 10% en la presión fiscal sobre el principal cultivo, el mantenimiento del gravamen en maiz, trigo y carnes, entre otros, y una baja en la mayoría de las economías regionales.

Con todo, la gran novedad fue el anuncio de compensaciones por volumen. Se prometieron reintegros para los productores de hasta 1.000 toneladas, a los cuales “les quedaría una retención al final del año de entre 22 y 30%”, prometieron.

Ese punto fue el que atravesó el análisis de todos los productores del país que, al no convencerse, el jueves impulsaron un paro de 4 días, a realizarse desde el lunes al jueves próximos, con la modalidad de cese de comercialización de granos y carnes, aunque sin cortes de rutas.

El anuncio pareció incluir a toda la Mesa de Enlace pero las dudas que surgieron en Federación Agraria Argentina (FAA), motivaron que al cierre de esta edición, el viernes, desde esta entidad se aclaró que dejaban en libertad de acción a sus afiliados.

Explicaron que “luego de un extenso debate interno entre sus bases”, entienden que entre sus representados “hay diferentes posturas, por ello es que hasta el momento nuestra entidad no ha tenido posición oficial ante el cese de comercialización anunciado”.

En virtud de lo expresado anteriormente, la conducción de FAA decidió “resguardar la unión de la entidad y deja a sus bases libres de acción ante el paro convocado para el próximo lunes”.

Sobre la situación sentaron la siguiente posición: “El sector no resiste más carga impositiva y si bien destacamos la segmentación lograda como política pública, la misma no representa el espíritu de frenar el desarraigo y que más productores queden fuera del sistema productivo”.

Y agregaron: “Entendemos que nuestro sector necesita un trato diferenciado más amplio que el ofrecido. Como así también la creación de un fondo de Fomento para Economías Regionales, las cuales se encuentran en situación terminal”.

Por otro lado, pero en el mismo sentido de tratar de aflojar las tensiones, desde Acsoja (la cadena del cultivo) emitieron un comunicado también el viernes, titulado “Del pozo solo saldremos para arriba”. En ese mensaje, destacaron que hace un par de días el presidente de la Nación dijo: “Para nosotros, lejos de lo que muchos escriben y de lo que algunos pocos dicen, el campo es un socio estratégico del gobierno argentino. Nosotros necesitamos que el campo crezca, porque el campo exporta, y esa es la única forma que tenemos de conseguir divisas en la Argentina. Nosotros no emitimos los dólares, los dólares nos llegan porque exportamos”.

Desde Acsoja coinciden plenamente con esta visión y reiteraron “la necesidad de generar políticas que potencien nuestra producción y además incentiven el agregado de valor a la misma, de modo de incrementar exportaciones generando más empleo y con mejores precios a destinos diversos , aumentando a su vez la base imponible”.

Interpretaron que “por malas políticas de gobiernos de diferentes colores la cadena de soja ha visto estancada su producción en los últimos 10 años. Hoy nuestra producción es 15% menor al récord, en el mismo periodo la producción brasileña aumentó más de un 40%”.

Por ello instaron al Gobierno a “revisar su reciente medida de suba de retenciones a la soja ya que la salida sustentable de la crisis es generar mayor competitividad a los sectores más importantes y de rápida reacción de la economía nacional.

Citaron a Albert Einstein “no esperes resultados diferentes si siempre haces lo mismo”. Y pusieron en consideración que “más retenciones sobre la soja y sobre el valor agregado implican menos producción y primarización y nos llevan a seguir en un círculo vicioso de crisis. El sector agroindustrial tiene un enorme potencial y la Argentina lo necesita a pleno para recuperarse”.

Y concluyeron: “Atento a la invitación del gobierno al dialogo, con lo que coincidimos, es necesario que ya trabajemos en un plan de desarrollo agroindustrial. Podemos ser el supermercado del mundo con políticas estables y revertir la crisis en pocos años. Ir en el camino contrario solo es pan para hoy y más hambre para mañana.

Fuente: Clarin

Publicidad