9 de marzo de 2020 10:00 AM
Imprimir

Rabobank proyecta que la producción mundial de carne de cerdo bajará en 2020 ante una menor producción en China

CompartiremailFacebookTwitterLa producción de carne de cerdo en China, el mayor consumidor mundial, disminuyó en más del 20% en 2019 a medida que la peste porcina africana (PPA) impactó la oferta de carne, según las estimaciones dadas a conocer por Rabobank. La PPA sigue siendo la mayor influencia en la evolución del sector porcino a nivel […]

La producción de carne de cerdo en China, el mayor consumidor mundial, disminuyó en más del 20% en 2019 a medida que la peste porcina africana (PPA) impactó la oferta de carne, según las estimaciones dadas a conocer por Rabobank. La PPA sigue siendo la mayor influencia en la evolución del sector porcino a nivel mundial junto con la volatilidad creada por el coronavirus.

En su informe African Swine Fever: A Global Update , establece cuatro cuestiones determinarán los niveles de producción para el sector en 2020.

La primera de ellas es la evolución del coronavirus que va a motivar en China un retraso en el inicio de la recuperación del censo porcino hasta la segunda mitad del 2020, conforme la situación vuelve a la normalidad en el país asiático. Además en el país asiático las empresas de restauración se han visto afectadas por esta enfermedad ante una menor demanda.

El siguiente punto sería la evolución de la disputa comercial entre EE.UU. y China. Pese a vivir un momento de tregua y EE.UU. comienza a exportar más a China, la evolución a largo plazo es difícil de prever y crea incertidumbre.

Luego estaría la gestión de los precios internos de la carne de cerdo por parte de las autoridades chinas, lo que complica aún más las perspectivas comerciales. Si los precios se mantienen en su nivel actual, se podría dar que el crecimiento de la producción se estancara y el comercio se suavizara, mientras que los consumidores se beneficiarían de una carne de cerdo más asequible. Si las autoridades permiten que los precios suban, probablemente veremos una reposición más agresiva de los proveedores de carne de cerdo, pero a un precio menos asequible.

Finalmente, la continua amenaza de que la PPA se extienda más allá de las fronteras orientales de Polonia y entre en Alemania, el mayor productor de Europa, está enturbiando las perspectivas en toda Europa.

Justin Sherrard, estratega global para la proteína animal en Rabobank, asegura que si en 2019 se preveyó que la PPA tendría un gran impacto en la oferta mundial de carne “es ahora, a medida que se filtran los datos, cuando vemos qué grado ha alcanzado”.

Fuente: Eurocarne

Publicidad