10 de marzo de 2020 10:36 AM
Imprimir

A las pruebas me remito: al menos hasta hoy en Entre Ríos la producción de sorgo orgánico sería inviable

CompartiremailFacebookTwitterAlgunos recordarán a Adolfo Weber, el chacarero que cuando prohibieron el uso de los agroquímicos en torno a las escuelas, su campo quedó adentro de la zona de exclusión, por eso ofreció hectáreas de su establecimiento para que hagan agroecología. Ofertas no aparecieron, es así que ni lerdo ni perezoso comenzó el mismo a trabajarlas […]

Algunos recordarán a Adolfo Weber, el chacarero que cuando prohibieron el uso de los agroquímicos en torno a las escuelas, su campo quedó adentro de la zona de exclusión, por eso ofreció hectáreas de su establecimiento para que hagan agroecología. Ofertas no aparecieron, es así que ni lerdo ni perezoso comenzó el mismo a trabajarlas bajo dos sistemas diferentes.

Los resultados por ahora no son nada novedosos. Para las demostraciones de su campo -ubicado sobre la Ruta Provincial 35-, se cultivó sorgo de manera agroecológica, y otra parte del lote se sembró bajo las normas que establecen las Buenas Practicas Agropecuarias.

Weber no tuvo más remedio que buscar lograr las 4 R para seguir con su actividad: Rentabilidad, Resiliencia, Reformulación productiva y Reconversión ambiental. ¿Parece mucho no? Lo es, pero veamos qué pasó.

“En las hectáreas en las que se utilizó herramientas tecnológicas basadas en insumos como fertilizantes y herbicidas es razonablemente bueno, con una expectativa de rendimiento de aproximadamente de 4.000 y 5.000 Kg/has”, explicó Weber, mientras que “la zona Agroecológica no ha logrado producir granos para la cosecha, por lo que se ha perdido el total de la inversión”.

“Este fracaso no nos hace bajar los brazos, seguiremos intentando lograr una producción sustentable sin agroinsumos”, resaltó el entrerriano, y reconoce que es una experiencia adaptativa y de transición en búsqueda de un equilibrio entre producción, ambiente y sociedad que “puede estar en un sistema intermedio, con reducción del uso de insumos, pero recurriendo estratégicamente a los mismos en como último recurso”.

Pero las demostraciones no terminan con este resultado que por ahora pone al equipo de la Agricultura Moderna arriba en el marcador por un punto Vs. Agroecologistas con agricultura orgánica, las hectáreas de Weber estarán disponibles para quienes quieran seguir buscando resultados para demostrar que lo orgánico es viable.

Fuente: Bichos de Campo

Publicidad