10 de marzo de 2020 10:29 AM
Imprimir

5 reglas para congelar correctamente tus alimentos

Un congelamiento rápido previene la formación de cristales largos en el producto

Congelar los alimentos es una de las formas más prácticas de conservar los alimentos. La mayoría pueden ser congelados, salvo excepciones como los productos enlatados y los huevos en cascarón. Sin embargo, una vez el alimento está fuera de la lata, se puede congelar.

Aunque debes saber que hay algunos de los alimentos que no congelarán bien, como la mayonesa, crema o lechuga. Sin embargo carne y otros vegetales pueden mantener muy bien su calidad.

Es importante que consideres estos puntos:

Bacterias y parásitos

Si bien congelar evita que la comida se eche a perder, no significa que se matan las toxinas o gérmenes, bacterias, levaduras y hongos que estén presentes en los alimentos.

Los microorganismos en los alimentos se inactivan. Una vez descongelados, estos microorganismos pueden activarse nuevamente y multiplicarse con la misma rapidez que en un alimento fresco.

Empaque apropiado

El empaque apropiado ayuda a mantener la calidad del producto y a prevenir “quemaduras por frío” explica el Servicio de Inspección y Seguridad Alimentaria.

No es recomendable congelar las carnes y las aves directamente del empaque de supermercado, este tipo de empaque es permeable al aire y la calidad del alimento puede disminuir con el tiempo.

Fabricantes ofrecen indicaciones en los envases de cómo congelar sus productos y qué plazos hay que tener presente.

Para un almacenaje prolongado, envuelva el empaque como lo haría con cualquier alimento, para almacenarlo por largo tiempo.

Elige recipientes con materiales de uso en congelador, hay recipientes plásticos diseñados para soportar bajas temperaturas. Considera que un envase de cristal corre el riesgo de fracturarse, sobre todo si lleva líquido acuoso: con la congelación, el agua presente en el envase aumentará su volumen, por lo que es posible que se pueda llegar a romper.

Crédito: Pxhere

Congela rápidamente

El congelamiento rápido previene la formación de cristales largos en el producto. El congelar lento crea cristales de hielo, largos y destructivos. Estos cristales causan que los jugos de las carnes “goteen” y pierdan jugosidad.

Por ello es importante tiene una gaveta para congelar rápidamente, la uses.

Sin abrir

Si no ocuparás parte del producto en el momento, es preferible congelar con el empaque cerrado. Ya que al abrir se incrementan las posibilidades de que se contamine, sin importar sea una conserva, semiconserva o un producto fresco.

Cocina antes de congelar

Si se abre un producto, lo recomendable es cocinarlo antes de congelar,

Frescura y calidad

Si el alimento es congelado durante su punto de mayor calidad, entonces este alimento descongelado tendrá mejor sabor que uno que fue congelado al final de su punto de calidad.

Publicidad