10 de marzo de 2020 01:38 AM
Imprimir

Desde abril prohíben cargar al hombro la media res

Las carnicerías ya reforman sus locales para cumplir con la medida que busca proteger la salud de los trabajadores prohibiendo levantar peso sólo con el físico. El gremio celebró la iniciativa y dijo que se trataba de un reclamo que venía de años atrás.

Las carnicerías de la ciudad empezaron acondicionar sus instalaciones para dotarlas de los medios mecánicos adecuados para cumplir con la nueva disposición del Ministerio de Trabajo dela Nación que desde abril prohibirá que trabajadores de frigoríficos y de carnicerías descarguen “a hombro” o manipulen medias reses o cortes de carne superiores a los 25 kilos sin asistencia mecánica.

A los frigoríficos le corresponde adecuar los camiones para que la bajada de los productos sea de forma mecanizada.

Desde la seccional San Francisco del Sindicato de la Carne se mostraron muy conformes con el alcance de esta normativa.

El secretario general del gremio, Miguel Aldo Lucero, explicó a LA VOZ DE SAN JUSTO que “este decreto busca poner en práctica un mecanismo más seguro para bajar las medias reses de los camiones de reparto sin que esto signifique un perjuicio para el trabajador”.

En algunas carnicerías ya se observa la presencia de rieles desde los cuales se transporta la mercadería hacia el interior del local mientras que en otros casos se dispone de carros metálicos donde se coloca el cargamento.

“Esta es una problemática que lleva mucho tiempo. Los trabajadores de la carne son sometidos a diario a cargar mucho peso sobre sus hombros y eso influye de manera negativa en su salud”.

Además, el sindicalista recordó que “hace 30 años yo trabajé en la elaboración de un proyecto similar buscando que se transporte las medias reses mediante un sistema de rieles por el gran peso que tienen. Lamentablemente en ese momento no prosperó y quedó en la nada”.

No obstante, en San Francisco “muchas carnicerías” disponen de un mecanismo de transporte por riel que permite trasladar la media res desde el camión hacia la cámara de refrigeración, resaltó Lucero.

Garantizan la fuente laboral

Y garantizó que esta medida “de ninguna manera” va a significar que queden trabajadores en la calle. “Eso no va a pasar”, aseguró el gremialista porque “no es el objetivo que persigue esta medida. El objetivo es que el trabajador no cargue más tanto peso sobre sus hombros porque perjudica su salud”, ratificó.

Cada media res tiene un peso promedio de 150 kilogramos. Por cada jornada laboral, una carnicería promedio puede comercializar entre 50 y 60 medias reses.

“Descargar esa cantidad de medias reses durante tantos años trae severos daños a la salud. Los trabajadores de la carne, luego de mucho tiempo de hacer este trabajo, sufren graves consecuencias”, sobre todo en la columna, los hombros y la cadera, advirtió.

La resolución que fue publicada a través del Boletín Oficial, entrará en vigencia a partir de abril y establece que el mínimo permitido en el levantamiento y manipulación de faena en mayor y menor industrialización, o en su cadena de transporte y distribución, se deberá realizar obligatoriamente con la asistencia de un equipo mecánico. Alcanza a aquellos frigoríficos encargados de transportar, manipular y levantar faena de ganado bovino, ovino, porcino y los relacionados a animales de caza, destinados a la industrialización.

Publicidad