13 de marzo de 2020 10:49 AM
Imprimir

EE.UU. inicia 2020 con una subida en sus exportaciones de carne de cerdo

CompartiremailFacebookTwitterTras obtener cifras récord en 2019, las exportaciones de carne de cerdo de EE.UU. han seguido incrementándose en el pasado mes de enero, según los datos ofrecidos por USMEF a partir de la información del USDA. Las cifras fueron algo inferiores a las de diciembre de 2019, pero superan ampliamente a las de enero de […]

Tras obtener cifras récord en 2019, las exportaciones de carne de cerdo de EE.UU. han seguido incrementándose en el pasado mes de enero, según los datos ofrecidos por USMEF a partir de la información del USDA. Las cifras fueron algo inferiores a las de diciembre de 2019, pero superan ampliamente a las de enero de 2019.

Así, la cantidad exportada creció en un 36% hasta los 273.603 t y el valor llegó a los 738,7 millones de dólares, un 50% más. Las exportaciones supusieron casi el 30% de la producción total de carne de cerdo del mes de enero.

En cuanto a la carne de vacuno, también crecieron pero a un menor ritmo. Subieron un 2,5% en comparación con enero de 2019 hasta las 107.374 t por un total de 672,7 millones de dólares. Estas cifras de exportación suponen un 13,1% de la producción total de carne de EE.UU. en enero.

En cuanto a la evolución del coronavirus, desde el USMEF, su presidente y director ejecutivo, Dan Halstrom, estima que las consecuencias en materia del comercio mundial de carnes se van a notar a lo largo del mes de febrero y marzo ya que “las primeras acciones de cuarentena en China se tomaron a fines de enero y el calendario había pasado a febrero antes de que el coronavirus se convirtiera en un problema de salud importante en países como Corea del Sur y Japón”, dijo Halstrom.

“Pero a pesar de los desafíos logísticos, una fuerte disminución en el turismo y un impacto notable en los restaurantes, la demanda general de carne en estos mercados es bastante resistente. Las ventas minoristas de carne se han mantenido fuertes y tanto los minoristas como los restauradores están utilizando el comercio electrónico y servicios de entrega a niveles sin precedentes. Aunque definitivamente es una situación desafiante, la industria alimentaria asiática se está adaptando a estas condiciones y está encontrando formas creativas de abastecer a los consumidores”.

Fuente:

Publicidad