13 de marzo de 2020 12:34 PM
Imprimir

La soja se acerca a los u$s200 por tonelada

CompartiremailFacebookTwitter…que, sin duda, el corona- virus arrasó con todos los temas y lo que hasta hace unos días parecía “clave”, dejó abruptamente de serlo. En el caso del campo, el paro parece historia, igual que la asamblea “pasada por agua” de los autoconvocados y, mientras el Gobierno reinicia más que silenciosas conversaciones con el sector, unos y otros […]

…que, sin duda, el corona- virus arrasó con todos los temas y lo que hasta hace unos días parecía “clave”, dejó abruptamente de serlo. En el caso del campo, el paro parece historia, igual que la asamblea “pasada por agua” de los autoconvocados y, mientras el Gobierno reinicia más que silenciosas conversaciones con el sector, unos y otros comienzan a prepararse, al fin, para el tsunami que ya está encima. De hecho, y a pesar de las acotadas pero muy benéficas lluvias, la Bolsa de Comercio de Rosario volvió a recortar la proyección de la soja a cosechar en unas semanas, a 51,5 millones de toneladas a pesar de los cual, las cotizaciones locales se siguen acercando peligrosamente al umbral de u$s200 por tonelada, en un marco de mercado internacional debilitado (ayer perdió otros u$s5/tn en un Chicago que funcionó en forma electrónica), y la desaparición de compradores y vendedores locales. Algo mejor el mercado ganadero que, aunque en el plano internacional sigue flojo por la fuerte retracción de la demanda (acentuado por el jaque a la logística que complica los envíos), encuentra cierto sostén en la plaza local, aunque también más por retracción de la oferta que así logra neutralizar a la también alicaída demanda local, mientras la exportación se desconcierta por devaluaciones como la de Brasil (hoy por hoy uno de los principales oferentes de carne vacuna), que dejan fuera de carrera a la Argentina

…que, con sabor agridulce terminó el paro del campo que, por un lado, no fue todo lo contundente que algunos esperaban, pero que igual alcanzó para molestar al Gobierno, entre otras cosas, porque no lo pudo evitar, aunque todo eso hoy ya parece historia. Y, en medio de la conmoción sanitaria por la pandemia mundial, y la preocupación que genera en los distintos ámbitos el derrumbe de practicante todos los precios, solo las lluvias “salvadoras” aquietaron un poco los ánimos durante algunas horas que, de todos modos, duraron muy poco. Ante la incertidumbre, y la falta de homogeneidad en las medidas oficiales de prevención, los productores prefirieron replegarse lo que también, y junto al paro de comercialización, restaron operaciones a los mercados. Por supuesto que, a pesar de las restricciones, las actividades siguieron en el campo y en otros ámbitos, por lo que se pudo registrar una discreta reunión de las principales bolsas de granos del país que, además de los temas que ya traían entre manos, ahora deben sumar el posicionamiento estratégico ante la emergencia que también se declaró en el país, y la previsible caída de actividad que ya para algunos, estaría determinando un nuevo ciclo con PBI negativo para la Argentina. Simultáneamente, se prevén complicaciones en la ya jaqueada cadena de pagos que puede agudizar su situación, en especial, si no hay alguna forma de alivio de la presión impositiva. En medio, los más rápidos, comenzaron ya a cambiar las agendas y, por ejemplo, Brangus ya pospuso por un año su congreso mundial que se iba a realizar este año en Argentina.

…que, la conmoción generada por la política y el coronavirus hicieron que varias cosas pasaran muy desapercibidas hasta ahora. Un caso fue el de la obligación de aparejos para el manipuleo de medias, o cuarto de reses, en las carnicerías, presentado con bombos y platillos como un avance sindical cuando, en realidad, es que la carne de vacunos ya debe venir en cuartos de pocos kilos, y preferentemente embolsada, directamente desde los frigoríficos. Por cuestiones de seguridad sanitaria, además, ya se debería estar cumpliendo con la muy vieja Ley de Carnes que desde hace décadas está exigiendo no más de 4º C en el núcleo (del músculo) durante el traslado. Otra cuestión que también produjo ruido en el sector de la carne fue el agradecimiento y despedida a Víctor Tonelli y Fernando Canosa como coordinadores de la cadena de la carne, que ahora pasó a comandar el ex CRA e IPCVA, Dardo Chiesa y que surgiera a la par de otros organismos del sector cuando se le llevó al entonces presidente Mauricio Macri para que la comande en forma directa, lo que obviamente dejó de ocurrir con el cambio de Gobierno en diciembre pasado. Todos estos cambios, se suman también a la falta de completamiento de la grilla oficial donde, dicen, se pretende hacer una presentación conjunta de todos los funcionarios que faltan pero que, hasta ahora, lo único que logra es atrasar más aún las gestiones pendientes por la falta de confirmación de los agentes públicos en sus cargos. Lo que si hizo ruido fueron las nuevas declaraciones del gobernador de La Pampa, Sergio Ziliotto, (el mismo que prohibió recientemente la venta de agroquímicos en el ámbito de la provincia), que se anotó otro punto con su defensa de las más que controvertidas “retenciones (al campo) como herramienta para redistribuir riqueza”.

Publicidad