14 de marzo de 2020 11:27 AM
Imprimir

La soja de segunda muestra un daño de rinde de 10 a 80%

En Lincoln, que en esta semana recibió 150 mm, se estima 25 qq/ha en los mejores lotes. En el norte de la región núcleo no llovió. Hay rindes de una cifra y 112 mil ha que no se cosecharán.

De acuerdo al último informe de la Guía Estratégica del Agro de la Bolsa de Comercio de Rosario , a pesar de las lluvias, la soja de segunda muestra un daño de rinde de 10 a 80% y habrá mucha variabilidad en los resultados de cosecha.

En Rosario, el rinde de soja de segunda está definido en una sola cifra, comentan los ingenieros. En contraste, en una de las mejores zonas de Santa Fe, el departamento de San Martín, se esperan rindes con apenas un daño de un 10%. Habrá mucha variabilidad en los resultados de cosecha. Siguiendo hacia el sur de Santa Fe, en Bigand, el daño trepa del 30 al 80%. En el noroeste bonaerense, en Lincoln, que en esta semana recibió 150,8 mm, calculan que en el mejor de los casos se obtendrá 25 quintales. Hacia el este, el nivel de daño sube al 50% del rinde. Al acercarse a la franja costera, se estiman rindes por debajo de los 20 quintales. En Córdoba, Marcos Juárez -una privilegiada por las lluvias de febrero- se estima un 30% de daño en los rindes de soja de segunda”, señala el informe.

Por la falta de agua, se confirma la pérdida de 112 mil ha de soja

De esta manera, el informe señala que el agua llegó tarde para detener la caída de soja. La sequía y las altas temperaturas de las últimas semanas adelantaron el desarrollo de los lotes de segunda. “Son muy pocos los cuadros que, habiendo formado el grano, han logrado semillas con el tamaño máximo. Aparte, los que estaban más atrasados apenas han podido formar granos con estas condiciones. Con las lluvias de esta semana, solo en los lotes que todavía se encuentran llenando granos el agua será útil para detener la caída de rindeEn las áreas que no recibieron agua, la soja continua deteriorándoseYa se estiman 112 mil ha que no valdrá la pena cosechar”, concluye.

Publicidad