18 de marzo de 2020 01:39 AM
Imprimir

España : El campo, clave en tiempos de crisis sanitaria

De cortar carreteras a trabajar sin descanso para garantizar el suministro de alimentación. El sector primario demuestra que es clave en la sociedad y aplaude la ampliación del plazo de la PAC

Eran los protagonistas. Acaparaban portadas, telediarios y minutos de radio con los sucesivos cortes de carreteras en prácticamente todo el país. De lejos, se observaba lo que estaba pasando en Wuhan donde, a día de hoy, el coronavirus acumula más de 3.200 fallecidos y cerca de 81.000 personas contagiadas. El sector primario denunciaba sentirse totalmente abandonado, con unos precios que hacían imposible continuar con una actividad que hoy es clave en medio de una crisis sanitaria. Porque el personal de hospitales y centros de salud están en la primera línea de batalla, enfrentándose cara a cara al virus. Pero ellos, agricultores y ganadores trabajan a destajo para garantizar el suministro de alimentos. Pero no sólo eso. Muchos han ofrecido su maquinaria para fumigar y esparcir productos desinfectantes y así lo están haciendo en algunos municipios de Jaén.

Con la crisis del coronavirus queda aún más en evidencia la necesidad de mantener un modelo social de agricultura, basado en el carácter social, la eficiencia y sostenibilidad de la actividad agraria, que conforman los hombres y mujeres del campo que trabajan directa y personalmente en sus fincas y granjas y que viven de su actividad, con la finalidad de producir alimentos sanos y seguros para la población. Un modelo que genera empleo y economía real en el territorio que más lo necesita, el medio rural. Así lo defiende COAG, que asegura que el abastecimiento de productos que provienen del campo está garantizado, gracias al compromiso del medio rural con la sociedad a la hora de suministrar alimentos de calidad, sanos y seguros.

Cooperativas Agro-alimentarias pone en valor, más que nunca, el trabajo de agricultores, ganaderos, cooperativas y sector agroalimentario en su conjunto. Recuerda que los productos de primera necesidad, como son los alimentos, no están afectados por problemas de movilidad; ni ellos, ni las empresas que los producen y transforman, tales como las cooperativas. Lo que sí se ha hecho, siguiendo estrictamente las recomendaciones sanitarias, es extremar las medidas de protección e higiene, a fin de evitar contagios entre trabajadores y continuar garantizando los más altos estándares de calidad y seguridad alimentaria al consumidor, así como el abastecimiento. Todo para la tranquilidad del ciudadano.

Por tanto, el suministro está y estará garantizado, aseguran desde Cooperativas Agro-Alimentarias. Los problemas puntuales de desabastecimiento en grandes superficies se deben a compras masivas, desde primera hora de la mañana, derivadas de la conmoción generalizada. Sin embargo, cada día, gracias a productores, cooperativas (las cuales concentran el 50% de la producción en Andalucía, llegando al 70% en algunos sectores), industrias, transportistas, centros de distribución y todas las personas que trabajan en este sector y que no pueden quedarse en casa (a no ser que presenten síntomas), los lineales vuelven a estar repletos de alimentos.

AMPLIACIÓN DE LOS PLAZOS DE LA PAC

En medio de toda esta crisis sanitaria, ellos tienen un respiro, por mínimo que sea. Han conseguido que se amplíe el plazo para solicitar las ayudas de la Política Agraria Común (PAC) hasta el próximo 15 de junio, una medida que se estaba reclamando desde la pasada semana. La Unión Europea, según ha explicado la Consejería de Agricultura en un comunicado, ha modificado el plazo, que en un principio finalizaba el 30 de abril, aceptando la solicitud de las autoridades italianas, en primera instancia, y del Gobierno de España a petición de varios gobiernos autonómicos, entre ellos el de la Junta de Andalucía, para ampliar el plazo para solicitar las ayudas de la PAC. El objetivo es lograr una presentación de solicitudes escalonada y evitar la afluencia masiva de agricultores a las oficinas para realizar sus ayudas una vez que se permita salir de las viviendas.

El secretario general de COAG Jaén, Juan Luis Ávila, no oculta su satisfacción porque da un margen al sector para poder gestionar estas subvenciones sin prisas. “Lo siguiente que vamos a pedir es que tengamos el anticipo lo más pronto posible porque es muy importante para la gestión diaria de las explotaciones, más en la situación de quiebra técnica que tenemos en el olivar, y esperemos que para el día 15 de octubre se puedan empezar a recibir ese pago del 70% que ya hemos tenido en otras ocasiones”, solicita. 

Por su parte, el secretario general de UPA Jaén, Cristóbal Cano, recuerda que su organización comenzó la tramitación de los expedientes desde el pasado 1 de febrero cuando arrancó oficialmente el periodo. “Seguimos avanzando de forma telemática, dentro de lo posible, debido a la situación de alerta sanitaria que tenemos”. Sin embargo, valora la tranquilidad que ahora reciben.

SOLIDARIDAD

Y en estos tiempos difíciles e inusuales, el sector olivarero demuestra su solidaridad. Grupo Interóleo entrega de 754 litros de aceite al Banco de Alimentos. DE los 520 litros aportados el año pasado se pasa a 754, gracias a la concienciación de los agricultores y trabajadores a la hora de ayudar a los más necesitados.

Fuente:

Publicidad