20 de marzo de 2020 02:16 AM
Imprimir

Advierten cancelaciones y “actitudes desleales” de importadores europeos de carne vacuna

La preocupación e incertidumbre parecen estar dominando el negocio de exportación de carne. Si a principios de año el desafío lo presentó China, con un desplome de los precios del 30% al 40%, ahora el escollo pasa, inevitablemente, por Europa.

El avance del Coronavirus anuló de cuajo el negocio turístico, por lo que la demanda de hoteles y restaurantes por los cortes vacunos argentinos, canal que representa más del 80% de los envíos, se frizó.

Pero lo sorprendente para los exportadores son las formas. “Hay de todo”, dicen, en relación a lo que sucede con la mercadería que llega a los puertos del viejo continente. Desde cancelaciones de operaciones ya cerradas y embarcadas, hasta renegociación de contratos y precios de facto. “Estamos muy preocupados. Se han paralizado las operaciones y hay actitudes desleales de importadores, con mercadería en viaje, pidiendo nuevos precios y hasta cancelaciones”, afirmó a A24 Agro Mario Ravettino, Presidente del Consorcio de Exportadores ABC.

En el mismo sentido se expresó Carlos Riusech, presidente de Frigorífico Gorina: “Para nuestra sorpresa, se está reeditando en Europa lo que pasó con la burbuja de precios en China, a principios de año, con renegociaciones y rechazo de contenedores. Es algo puramente comercial, porque todo lo embarcado está en perfectas condiciones sanitarias”, afirmó a este medio.

Se estima que por mes se envía a Europa, principalmente a Italia, Alemania y Holanda, alrededor de 2.500 toneladas de carne vacuna para cumplir con la Cuota Hilton que el país posee para entrar a ese continente (una cuota total de alrededor de 30.000 toneladas anuales). Pero hay que sumar también la Cuota 481, que justo hacia el mes de marzo prevé el envío de otras 1.000 toneladas.

Si bien, la incertidumbre comenzó esta semana y los viajes a Europa son más cortos que a China (20 días contra 60), lo que están en juego son cerca de 3.500 toneladas que este mes los exportadores argentinos tenían planeado enviar. Y las que falta de acá a junio, cuando cierra la Cuota Hilton.

“Se ofrecen distintas alternativas, desde cancelaciones, mayores facilidades y plazos para los pagos hasta el tratamiento de mercadería en consignación. Siempre dependiendo el cliente”, comenta Riusech.

Además, tampoco ayuda la baja actividad china, que el año pasado motorizó el 75% de las ventas al exterior. “Hay conversaciones, pedidos de precios por alrededor de u$s 2000 a 2500 por tonelada menos de lo que se vendía antes, pero acuerdos nuevos no hay por el momento”, contó Ravettino. De esta forma, puso en duda la posibilidad de cumplir con la Cuota Hilton: “Íbamos bien con el cumplimiento, pero esto se ha detenido. No sabemos cómo va a seguir”.

Mercado interno

En el plano local, la inestabilidad también está presente. “Los precios pegaron una estampida por el tema del Coronavirus, el cese de comercialización y las lluvias. Pero estimamos que a corto plazo va a caer producto de la baja demanda interna, sea de los consumidores como de los restaurantes. Las parrillas están vacías”, afirmó Miguel Schiariti, Presidente de CICCRA.

El directivo agregó que la parálisis en la exportación va a generar una sobreoferta de carne que “seguramente va a repercutir en una caída de precios en el mercado interno”.

Fuente: www.a24.com

Publicidad