21 de marzo de 2020 20:40 PM
Imprimir

Buenos Aires ¿El Impuesto a la Transmisión Gratuita de Bienes es confiscatorio?

CompartiremailFacebookTwitterEl impuesto a la Transmisión Gratuita de Bienes (ITGB) grava todo aumento de riqueza a título gratuito como consecuencia de una transmisión o acto de esa naturaleza. Son contribuyentes del impuesto las personas de existencia física o jurídica beneficiarias de una transmisión gratuita de bienes cuando se encuentren domiciliadas en la Provincia o, encontrándose domiciliadas fuera de la […]

El impuesto a la Transmisión Gratuita de Bienes (ITGB) grava todo aumento de riqueza a título gratuito como consecuencia de una transmisión o acto de esa naturaleza.

Son contribuyentes del impuesto las personas de existencia física o jurídica beneficiarias de una transmisión gratuita de bienes cuando se encuentren domiciliadas en la Provincia o, encontrándose domiciliadas fuera de la provincia de Buenos Aires, el enriquecimiento patrimonial provenga de una transmisión gratuita de bienes existentes en el territorio de la Provincia.

El impuesto alcanza al enriquecimiento que se obtenga en virtud de toda transmisión a título gratuito, incluyendo las herencias, legados, donaciones, anticipos de herencia y cualquier otra transmisión que implique un enriquecimiento patrimonial de personas físicas o jurídicas a título gratuito.

El ITGB tiene larga data en nuestro país y se reinstauró en la provincia de Buenos Aires en el año 2010 y es la única provincia de la Argentina en la que está vigente. En la práctica su puesta en marcha se produjo en 2011, esto trajo aparejado el análisis de múltiples asuntos controvertidos que el mismo acarrea, entre ellos, el análisis de si el mismo es confiscatorio o no.

El Derecho de propiedad, dispuesto por la Constitución Nacional en sus artículos 14, 17 y 20, adquiere una gran implicancia en materia tributaria y se vincula con el principio de no confiscatoriedad, según el cual, los tributos deben garantizar la propiedad privada sin abarcar una parte sustancial de la misma o de su renta.

Si tenemos en cuenta que el ITGB se superpone con otros impuestos (tanto provinciales como nacionales), que gravan idénticos bienes que luego son heredados, como el Impuesto sobre los Bienes Personales y el Impuesto Inmobiliario, en donde si bien el sujeto del impuesto no coinciden en la misma persona, el mismo patrimonio es gravado al momento de ser transferido a los beneficiarios, esto violaría el derecho de propiedad y se vincula con el principio de no confiscatoriedad en la suma de los tributos que gravan el patrimonio.

El ITGB considerado individualmente no es confiscatorio. Sin embargo, la concurrencia de varios tributos sobre un patrimonio o actividad económica, puede generar una situación de confiscatoriedad.

El caso de Entre Ríos y su derogación

La justicia de Entre Ríos (provincia en la que el ITGB fue derogado) entendió que la ley del impuesto era violatoria del principio de “no confiscatoriedad”, ya que al considerarse otros impuestos que gravaban los mismos bienes, se superaba la pauta fijada por la Corte Suprema de Justicia de la Nación en reiterados fallos (33%). De esta manera, concibió que se producía la absorción de una parte sustancial del capital del contribuyente, cercenando de esta manera su derecho de propiedad.

Es por lo antes mencionado que consideramos oportuno se trate la derogación del ITGB en la provincia de Buenos Aires, teniendo presente el complejo contexto económico de nuestro país, la tremenda presión tributaria que crece año a año y porque la existencia del mismo cercena el derecho de propiedad cada contribuyente.

Juan Manuel Barrero y María Florencia Laugle

Los autores son Socio y Gerenta de Impuestos del estudio Barrero & Larroudé.

Fuente: a24.com

Publicidad