21 de marzo de 2020 12:40 PM
Imprimir

Covid-19: el valor del agro en tiempo de pandemia

CompartiremailFacebookTwitterPor Fabiana Malacarne* Para hacer frente a la pandemia del coronavirus, la principal recomendación de los organismos sanitarios es lavarse bien las manos con agua y jabón o en su defecto desinfectarlas con alcohol en gel y ahí el agro tiene mucho que aportar. El 85% de los componentes del alcohol en gel provienen del […]

Por Fabiana Malacarne*

Para hacer frente a la pandemia del coronavirus, la principal recomendación de los organismos sanitarios es lavarse bien las manos con agua y jabón o en su defecto desinfectarlas con alcohol en gel y ahí el agro tiene mucho que aportar. El 85% de los componentes del alcohol en gel provienen del campo, más precisamente el etanol y la glicerina. Los otros dos componentes de la fórmula son agua oxigenada y agua destilada. Nuestro país produce etanol a partir de dos cultivos: maíz (585 millones de litros anuales) y caña de azúcar (534 millones de litros anuales); también glicerina derivada del biodiésel de soja (270 millones de litros anuales). 
Con la producción de un año de 195.000 hectáreas de maíz, 89.000 de caña de azúcar y 280.000 de soja, Argentina puede fabricar 1.400.000.000 de litros de alcohol en gel, cantidad suficiente para proveer 190 mililitros a cada habitante del planeta o 32 litros a cada argentino. 

Pasando a los aportes tributarios que hacen estas cadenas, según la Fundación Agropecuaria para el Desarrollo de la Argentina (FADA) sólo con el aporte de la cadena de etanol de maíz se podría financiar el 100% las áreas de ciencia, tecnología y salud de las universidades nacionales; una cuestión crítica en los tiempos que corren. 
El jabón es otro elemento fundamental para mantener nuestras manos limpias y evitar el contagio de coronavirus y ahí también el agro tiene mucho que ofrecer. Se ha ido cambiando la manera de fabricar jabón, pasando de las grasas animales a usar grasas vegetales para la saponificación. 
Argentina produce mayormente aceite de soja y girasol (un poco más de 10 millones de toneladas anuales). Sólo con la producción de aceite de soja se podrían fabricar 93.400 millones de pastillas de jabón y considerando que por año una persona consume 1 kilo (aproximadamente 11 pastillas) de jabón, tendríamos cubierta la demanda por los próximos ¡193 años! 
Además, tengamos presente que todo lo que comemos viene del campo y que también el biodiesel y el bioetanol se usan para traer esos alimentos hasta nuestra mesa; así que hoy, más que nunca, ayudemos a cuidar a los trabajadores de la cadena agroindustrial, porque sin ellos hacer la cuarentena sería imposible. 
PD: la cadena aceitera y la de bioetanol de maíz emplean en conjunto a unas 28.000 personas, una cifra equivalente a dos ciudades como La Carlota (provincia de Córdoba) 


* Gerente de Asuntos Regulatorios de la Asociación de Semilleros Argentinos. Opinión publicada en Valorsoja.com. 

Publicidad