22 de marzo de 2020 13:19 PM
Imprimir

Una herramienta de logística ya madura

Las bolsas para silo agilizan los tiempos en el lote y permiten a los productores optimizar capturas de precios.

Más allá de ser conocido en el esquema de producción agropecuaria argentino, el sistema de bolsa s para silo continúa su maduración operativa y se revalida en las diferentes situaciones de contexto, como se espera que suceda en la voluminosa cosecha de granos gruesos que ya arrancó en nuestro país.

En la campaña pasada de cereales de invierno, especialmente de trigo, el cultivo más voluminoso de esa estación en la Argentina, la anticipación de las ventas propició comercializaciones directas y es restringió en alguna medida el uso de bolsas, pero para soja y maíz la demanda está a niveles iguales o superiores al año anterior.

“El silobolsa ha ido madurando como herramienta de una comercialización más eficiente, por sus facilidades logísticas. Por ejemplo, evita fletes cortos y permite defender la producción ante los vaivenes de los precios, quedando el productor posicionado en su campo y no en manos de terceros. Favorece la elección de los mejores momentos, tanto por la estacionalidad de las tarifas del transporte como por las oscilaciones de las cotizaciones”, destacó Diego Vilela, un usuario y distribuidor del sistema, de la firma DV Agro, con base en Carlos Casares.

En tanto, Fernando Eleno, de la firma Lartirigoyen, y con operaciones en la zona de Catriló, La Pampa, coincidió con la descripción anterior y ponderó “la velocidad que le da al productor en cuanto al mejor ritmo de cosecha, más allá de que después le permite manejar y distribuir mejor los momentos de comercialización de los granos durante el año, evitando tanto los riesgos de entrega con precio a fijar como mayores costos de almacenamiento”.

Impulsores del sistema. Mariano Klas, Fernando Eleno, Diego Villela y Leonardo Torreta, en el stand de Ipesa.

Impulsores del sistema. Mariano Klas, Fernando Eleno, Diego Villela y Leonardo Torreta, en el stand de Ipesa.

Mariano Klas, director de Ipesa, la empresa que lidera las ventas de bolsas para silo (aseguran que cubren el 70% del mercado) subrayó que esta modalidad “permite almacenar todo tipo de cereales, oleaginosas y forrajes sin le necesidad de disponer un acopio estático. Se puede ubicar en cualquier lugar del campo un año y luego modificar la ubicación”.

El empresario conversó animadamente con usuarios del sistema de diversas partes del país, durante los tres días de la exposición, y auguró que pese a las dificultades se viene una muy buena campaña agrícola”.

Por su parte, Leonardo Torreta, gerente de ventas de Ipesa, aseguró que cuentan con stock disponible en los más de 400 puntos de venta de la Argentina, lo cual implica una gran cobertura territorial para estar cerca de los diversos productores en el preciso momento que lo requieran los agricultores y contratistas, teniendo en cuenta que en muchos casos el período adecuado de la cosecha es estrecho”.

Ipesa también ofreció en Expoagro una gama de soluciones intensivas: para flores, frutas y hortalizas.

Fuente: Clarin

Publicidad