23 de marzo de 2020 02:53 AM
Imprimir

Frigoríficos: toman previsiones para evitar contagios en un sector clave

Desde FIFRA advierten sobre las consecuencias de una eventual afectación de personal.

El coronavirus no sólo es preocupación por las exportaciones, sino que, ante los casos importados y locales, coloca en situación de emergencia a toda la actividad.

   Todas las empresas están desarrollando y aplicando protocolos al respecto, pero ninguna está ajena a que haya contagios y si eso ocurriera podría implicar que todo el personal de un frigorífico tuviera que estar en cuarentena y, por ende, no podría trabajar durante un lapso prolongado.

   Esto se lo planteamos al ministro de Producción (Matías Kulfas) en el marco de la audiencia de la Unión Industrial de Córdoba, y le solicitamos prever soluciones rápidas porque, si esto ocurriera, las empresas estarían en serias dificultades de poder abonar salarios.

Daniel Urcía, vicepresidente de FIFRA.

    La actividad de faena de este febrero muestra una mejora respecto a enero, producto de la recuperación del mercado doméstico, mientras que la exportación continúa menguada por los efectos de renegociación de contratos y del coronavirus de China, el mercado doméstico a través del aumento de salarios, la tarjeta AlimentAR y de precios competitivos está recuperando el nivel de consumo.

   En virtud de esta nueva realidad mundial, creemos que el consumo interno crecerá, aunque lo hará a costa del valor de la hacienda que se estaba recuperando pero, atentos al poder adquisitivo de los consumidores y el aumento de costos industriales, este será la variable de ajuste.

   En cuanto a los mercados internacionales, es importante destacar que este lunes 10 concluyó una auditoria sanitaria de Unión Europea a SENASA y al sistema de producción e industrialización de carnes de la Argentina, que podemos calificar de exitosa, en tanto que en la reunión final no hubo observaciones de mayor gravedad.

   Otro tema para aclarar: con motivo de la normativa por parte de la Superintendencia de Riesgos del Trabajo 13/2020, que estableció un peso límite de 25 kilos para el traslado de carne por parte los trabajadores, la misma prevé el uso de medios mecánicos para pesos mayores, al igual que para el caso de las bolsas de cemento en el sector de construcción. Por ende, es factible y legal comercializar medias reses o cuartos, debiendo adecuarse las instalaciones o medios para la descarga de carnes. En conclusión, no se debe confundir comercialización con técnicas de distribución.

   No está demás decir: atento a las medidas de prevención que debemos tomar para contener este nuevo virus, declarado pandemia, invitamos a todos a tomar conciencia y adoptar las medidas de precaución que indican las autoridades sanitarias.

Daniel Urcía es vicepresidente de la Federación de Industrias Frigoríficas Regionales Argentinas (FIFRA)

Fuente: www.lanueva.com

Publicidad