24 de marzo de 2020 15:28 PM
Imprimir

LOS SERVICIOS VETERINARIOS DEBEN SER CONSIDERADOS ACTIVIDADES ESENCIALES EN EMERGENCIAS SANITARIAS

CompartiremailFacebookTwitterEn el contexto de la pandemia de COVID-19, la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) y la Asociación Mundial Veterinaria (AMV) han emitido una declaración conjunta en la que llaman la atención sobre los  roles  y  responsabilidades  de  la  profesión  veterinaria  en  materia  de  salud  pública. Destacan las actividades veterinarias específicas que son fundamentales para garantizar […]

En el contexto de la pandemia de COVID-19, la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) y la Asociación Mundial Veterinaria (AMV) han emitido una declaración conjunta en la que llaman la atención sobre los  roles  y  responsabilidades  de  la  profesión  veterinaria  en  materia  de  salud  pública.

Destacan las actividades veterinarias específicas que son fundamentales para garantizar la  continuidad  en  la  inocuidad  de  los  alimentos,  la  prevención  de  enfermedades  y  la gestión de emergencias.

Para  hacer  frente  de  manera  eficaz  a  los  desafíos  que  plantea  la  pandemia  de  COVID-19, muchos  gobiernos  de  todo  el  mundo  han  adoptado  medidas  restrictivas  para  cancelar  las actividades   no   esenciales.   Estas   decisiones   plantean   interrogantes   sobre   las   posibles adaptaciones que necesitan ser implementadas por la profesión veterinaria.

En este contexto, la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) y la Asociación Mundial Veterinaria (AMV) abogan por que las actividades específicas de los Servicios Veterinarios sean consideradas como actividades esenciales.

Mantenimiento de las actividades que son cruciales para la salud pública

Los  veterinarios  son  una  parte  integral  de  la comunidad  sanitaria  mundial.  Además  de  las actividades relacionadas con la salud y el bienestar de los animales, cumplen un rol fundamental en  la  prevención  y  la  gestión  de  las  enfermedades,  incluidas  aquellas  transmisibles  a  los humanos, y para garantizar la seguridad alimentaria en las poblaciones.

En la situación actual es crucial que, entre sus numerosas actividades, puedan mantenerse las necesarias para garantizar que:

  • Los servicios nacionales  y  regionales  de  regulación  e  inspección veterinaria  puedan supervisar la integridad de la salud pública
  • Sólo los animales  sanos  y  sus  subproductos  ingresen  al  suministro  de  alimentos  para garantizar la seguridad alimentaria de las poblaciones,
  • Se puedan abordar las situaciones de emergencia,
  • Se mantengan las medidas preventivas como la vacunación contra las enfermedades con un impacto significativo en la salud pública o en la economía.
  • Se continúen las actividades prioritarias de investigación.

Apoyo a las actividades veterinarias en el contexto actual

Al realizar su trabajo, los veterinarios tienen la responsabilidad de salvaguardar su salud, la salud de aquellos con los que trabajan y la salud de sus clientes. Por lo tanto, deben garantizar que se implementen niveles adecuados de bioseguridad, que su personal esté protegido con el equipo necesario, y que los propietarios de los animales estén informados de las medidas de precaución vigentes. Es responsabilidad de cada individuo garantizar que se respeten los comportamientos apropiados en el marco de estas actividades, para evitar una mayor propagación del COVID-19

Fuente: avicultura.com

Publicidad